30 mar. 2010

El Clausura es una lágrima


Salvo Independiente, el resto de los grandes deambula en el fondo de la tabla. El nivel es bajísimo y el recambio de los históricos no llega.

El torneo Clausura -perdón, el oficialmente bautizado Torneo Iveco del Bicentenario Clausura 2010- es muy malo. Como amante del fútbol en general, y del argentino en particular, me cuesta reconocerlo. Pero no hay con qué darle: el campeonato tiene el peor nivel de juego de los últimos años y la gran mayoría de los 121 partidos disputados hasta el momento fueron aburridos.

Al hacer un rápido repaso mental, mi memoria sólo le guardó espacio al 4-4 entre Vélez y Boca. ¿Y después? Hay que exprimir el fixture para sacar unas gotas más de jugo. El 3-0 en el debut de Racing, la remontada de Argentinos que venció 6-3 a Lanús, el 3-1 de Gimnasia a Estudiantes en el clásico platense (el primer tiempo fue horrible) y la fresca goleada 4-1 de Chacarita frente a Boca. Basta de contar.

Los goles, es cierto, no siempre son sinónimo de buen juego. De todas maneras, en ese plano, el Clausura 2010 también pierde en la comparación con sus antecesores. El promedio de gol del actual campeonato es de 2.33, una cifra que está por debajo de la obtenida en el Apertura 2009 (2.44), el Clausura 2009 (2.51) y el Apertura 2008 (2.48).

Los pronósticos auguraban un certamen apasionante porque ninguno de los cinco grandes había clasificado a la Libertadores y únicamente afrontarían 19 encuentros en el semestre. Pero sólo Independiente logra dar pelea por el título. Después de 11 fechas -y sobre 20 equipos- Racing está 15º, River 16º, San Lorenzo 17º y Boca 18º. Una situación inédita en la historia de los 38 torneos cortos que se disputaron desde 1991.

Pese a estar puntero cómodo, cuesta definir al Rojo como un "equipazo". Es ordenado, regular, con buena defensa y poder de gol. Con eso le alcanza para mantenerse arriba, pero lejos está de quedar en el recuerdo por su nivel de juego. La sensación es que si Estudiantes y Vélez (que con suplentes goleó 3-0 al líder) no tuvieran un ojo en la Copa, serían ellos los principales animadores del Clausura.

Dejando de lado los equipos e ingresando en el campo de los jugadores, el análisis no arroja un panorama más alentador. Sin faltar el respeto, pero como muestra del bajo nivel actual, hay que decir que la figura del campeonato es un arquero: Adrián Gabbarini, de Independiente.

Los mejores materiales de exportación que generó el fútbol argentino en los últimos tiempos son Nicolás Gaitán, Mauro Boselli, Nicolás Otamendi y Sebastián Blanco, quienes tienen sus días contados bajo los erráticos relatos de Marcelo Araujo. Juan Sebastián Verón y José Sosa también marcan la diferencia. Los históricos como Martín Palermo, Juan Román Riquelme, Hugo Ibarra, Marcelo Gallardo, Ariel Ortega y Bernardo Romeo, por citar algunos casos, se encuentran en la curva descendente de sus carreras. Y el recambio no se vislumbra.

A 73 días del Mundial son Verón, Palermo y Otamendi los tres futbolistas locales que tienen su pasaje asegurado a Sudáfrica. Quizás puedan sumarse Clemente Rodríguez y Marcos Angeleri. El resto de la lista de 23 la integrarán los jugadores "extranjeros", que logran marcar cada vez más la diferencia.

Entre los técnicos se destaca el auspicioso debut de Omar Asad (Godoy Cruz marcha segundo), la constancia de Américo Gallego, las intenciones de Diego Cocca y la continuidad de Antonio Mohamed, quien cumplió dos años al frente de Colón.

El fútbol argentino está tan revuelto que hasta el criticado sistema de promedios -impuesto por Julio Grondona desde 1983 para evitar que los grandes se vayan a la B- corre riesgo de fallar su objetivo: en el próximo semestre, River arrancará último en la tabla del descenso.
Por Hernán Buzzella (Criticadigital)


28 mar. 2010

Un Papelón.


Es quedar en rídiculo, es pasar un gran papelón, como cuando tirás una estantería en un bazar, o como cuando te reís en un velatorio, o como cuando te apoyas en la pared recién pintada, podés generar risas al por mayor, o preocupación en la misma medida, lo segundo le queda perfecto al equipo de Trullet que debió dejar el estadio en Ciudad Evita ruborizado por semejante ridiculización a la que se vió expuesto.

Sin público (apenas 300 espectadores) y con un rival que solo buscaba una salida digna de la categoría, había encontrado un verdugo llamado Atletico de Rafaela, ese mismo verdugo que a la hora de activar la guillotina faltó a la cita. Fue un arranque previsible, con la crema en el arco de enfrente y buscando de darle la mejor forma posible al gol de apertura y cierre de la contienda, hasta el bueno de Blanco hacía aportes productivos, pero todo se desdibujó cuando la carencia de apoyo defensivo de Castro y Juarez expusieron al punto de dejarlos desnudos de toda protección a Zbrun y Fontana, liberando sobre todo a un tal Schmidt que se las arreglaba para asociarse al Lobo Saccone (de 41 años), Italiano creció a tal punto de encontrar el fin de la primera etapa mejor parado y a un Atletico no pudiendo ganar un partido que venía ganando de la semana, a punto tal de dejarlo cerca del abismo de estar perdiéndolo.

El azzurro metió el primero de la tarde en un segundo tiempo que era calco del primero, Atletico mas claro pero menos efectivo, Italiano mas limitado pero certero, Gigli en la contra del grito de Brites puso las cosas iguales con un cabezazo y en la jugada siguiente la crema casi se pone arriba en el marcador, pero las limitaciones de un equipo que parece no tenerlas afloraron, Juarez y su insuficiencia física para jugar en la categoría, Castro su cansancio, Gigli su molestia, Zampedri su sequía, Zbrun su fortaleza y torpeza etc. etc. , hubo mas goles hasta llegar a tres (3-1 el final).

Atletico no pudo ganar un partido ganado, ante un rival inexistente en un estadio sin aspecto de tal con un árbitro de correcta tarea (Alejandro Castro) con una diferencia indescontable en la tabla, no hay forma de presentar lo impresentable ni de comentar lo incomentable como tampoco hay forma de perder lo imperdible, aunque este Atletico el sábado en Ezeiza lo hizo.

S. Italiano 3 - Atlético 1

Estadio: "República de Italia".
Arbitro: Alejandro Castro.

S. ITALIANO: Héctor Larroque; Miguel Martínez, Leonardo Gómez, Ezequiel Molina y Gastón Schmidt; Juan Heredia, Manuel Rodas, Leonel Natalicchio (73m Luciano Varaldo) y Sebastián Gómez; Gustavo Brítos (89m Cristian Leiva); Mario Saccone (85m Emiliano Ronconi). Suplentes: Leonardo Bordad, Damián Zadel, Matías Sánchez y Lucas Russo. DT: Julio César Toresani.

ATLETICO: Gabriel Airaudo; Fernando Fontana, Oscar Carniello, Fabricio Fontanini y Martín Zbrun; Iván Juárez, Walter Serrano, Germán Cáceres y Nicolás Castro (85m Luis Lagrutta); Matías Gigli (77m Sergio Marclay) y Alexis Blanco (58m Fernando Zampedri). Suplentes: Maximiliano Laurenti, Fernando Cravero, Alexis Niz y Juan Manuel Navarrete. DT: Carlos Trullet.

Goles en el segundo tiempo: a los 12m Juan Heredia (SI), 13m Matías Gigli (AR), 37m Gustavo Britos (SI) y a los 48m Emiliano Ronconi (SI).


24 mar. 2010

Ni se ilusionen... Jambao es argentino!


La selección de España hizo vibrar el micro en el que se trasladaban cantando al ritmo de una cumbia argentina. Sergio Ramos, Xavi Hernández y Pepe Reina, eufóricos, golpearon ventanas y corearon toda la letra.

Las canciones de cancha son parte del ritual de cada partido, no existe hinchada sin cantos y cuando la versión original se escucha por la radio nace desde las entrañas entonar los versos relacionados con los colores de la camiseta agitando los brazos.

Algo parecido, pero al revés, ocurrió en un micro que transportaba a la selección española, donde sonaba la cumbia "Se parece más a ti", de Jambao. Jugadores como Xavi Hernández, Sergio Ramos, Pepe Reina y Xabi Alonso se mostraron eufóricos cantando y golpeando ventanas y asientos.

La influencia argentina parece haber invadido la madre patria, donde, según el diario español Marca, varios vestuarios usan la música para relajarse y siempre se escucha alguna cumbia. Como en el caso de Getafe, donde según el entrenador Míchel siempre suena una canción con ritmo sudamericano.


23 mar. 2010

En la cresta de la ola...


con goles de Carniello-Gigli (una perla) y Serrano (Zampedri pudo tener el suyo también) cerró una tarde de las que invita a sus hinchas a soñar o al menos a cantar “vamos a volver, a volver, a volver, vamos a volver”…
Sube como una nube, silenciosa pero sostenidamente, pareciera que nada lo detiene, ni siquiera un primer tiempo como el que jugó frente al albo, para el olvido y plagado de errores y beneficios para el rival, los planetas se alinearon para que este Atletico no deje de escalar, ahora se instala a pasos de los de arriba y les tira su chapa de equipo protagonista por siempre.

Le sale todo, hasta los perdió a Bovaglio de movida, una contractura en el “isquio” de pierna derecha, y el bueno de Lucas con su sapiencia se quedo fuera de un choque crucial, asi es este Atletico, ahora ni ese tipo de golpes lo intimida, ahora lo endurece mas, “Pipo” grito ante que todos de cabeza para el 1-0, para ganar el partido de movida y para ser definitivamente ese Cáceres que Trullet necesita, el que genera frio en los rivales al transitar el área, el que preocupa al rival y lo atemoriza, este Atletico va por mas y parece tener con que hacerlo.

All Boys tuvo un primer tiempo inmejorable con Sanchez – Vella – Perez García y “la mar en coche”, pero no le alcanzó ante un equipo que hasta encontró en Airaudo ese hombre capaz de cerrar la compuerta antes de que el agua comience a ingresar. Los segundos 45´fueron del Atletico que va por todo, con goles de Carniello-Gigli (una perla) y Serrano (Zampedri pudo tener el suyo también) cerró una tarde de las que invita a soñar o al menos a cantar “vamos a volver, a volver, a volver, vamos a volver”… en ese grito de guerra que el hincha muestra como respuesta ante este tipo de estimulos.

Trullet tiene el equipo y una idea clara, el equipo debía jugar con cuatro atrás (¿vió Carlos?) en todos lados, ya sabe que es capaz de cerrar herméticamente su arco y marcar cuando menos se lo espera el rival. Lo sufrió All boys y lo sufre el campeonato, Atletico viene cortando cabezas y ahora… va por la de Italiano.


19 mar. 2010

¿Es el fin?, ¿o tan solo el comienzo?


Eso es lo que todos queremos saber, ¿se terminó por fin la etapa mas nefasta de la historia de Newells en su relación con la barra?,¿o los que llegan son peores que el que "se fue"?

En lo que representa un nuevo capítulo de la violencia en el fútbol, fue asesinado a tiros esta madrugada el ex jefe de la barra brava de Newell’s, Roberto Pimpi Camino.

Camino, un personaje que siempre se jactó por sus influencias en el poder judicial y político de Rosario, era conocido por liderar el grupo más violento de la hinchada leprosa durante una buena parte de los 14 años de gestión del ex presidente del club Eduardo López.

Según confiaron fuentes a lanacion.com , el ex líder fue baleado por un grupo de desconocidos en un bar de Rosario ubicado en las inmediaciones de Servando Bayo al 1400. De inmediato, fue llevado al hospital Carrasco por un grupo de personas que huyó del lugar luego de amedrentar a los médicos de guardia. Pese a los intentos desesperados de los médicos, la víctima falleció pocos minutos después de su arribo al centro asistencial, como consecuencia de los cinco balazos que recibió.

En las primeras pericias se encontraron vainas de calibre 9 milímetros, y, por las caracterisitcias del hecho, nada fue casual, sino que el ataque fue premeditado.

Pimpi tenía una condena de tres años en suspenso por el intento de copamiento del club. Además de haber estado vinculado en otros actos delictivos. Camino no podía ingresar al estadio durante cuatro años y debía presentarse en la comisaría cuando jugaba Newell´s. El ex líder de los violentos, sobre quien pesa un importante prontuario, estuvo prófugo de la justicia, fue capturado el 6 de abril de 2009 y había sido liberado el 24 de diciembre pasado.

El reinado de Camino coincide con la etapa más nefasta en la historia del club rosarino y tiene que ver con la llegada a la presidencia López, en diciembre de 1994.

Durante esos años, la barra brava del club también hizo negocios con López. Habría tenido el manejo de las inferiores, administraba el estadio cubierto y recibía dinero para los viajes por parte de la dirigencia.

Pimpi y sus secuaces siempre se manejaron de la misma manera. Todo lo resolvían a punta de pistola. El grado de violencia quedó patente cuando un feroz enfrentamiento en el peaje de la Panamericana a la altura de Zárate, los hizo chocar con la barra de River. Tras aquel episodio murieron dos barras. O, aquella vez en la Libertadores de 2005, cuando se metieron de arremetida en el vestuario de Vélez a amenazar a los jugadores del Fortín. O, cuando, tras caer en el clásico ante Central, golpearon al entrenador Pablo Marini en el vestuario y lo "invitaron" a renunciar.

En 2006, en el tradicional banderazo que realizan antes de los partidos con Central, hubo otro muerto, un chico de 16 años, que recibió en plena fiesta un proyectil que quizá tenía otro destinatario. Esa causa también está abierta e involucra a Camino.

También se recuerda el hecho del barrio Grandoli, cuando mataron a una mujer de 34 años, madre de cuatro chicos, al quedar en medio de una balacera que iba dirigida contra Cacho, el jefe anterior. Todas las sospechas recayeron en la gente de Camino, como en ese episodio en que dejaron cuadripléjico a un hombre de 38 años


12 mar. 2010

Nuevo Motorista para Basso en el TC


La merma en el rendimiento del Torino fue el motivo del cambio, ahora irá con motores de Alfredo Fernández

Martin Basso decidió cambiar de motorista en el Torino. Así lo confirmó a Carburando.com Alejandro Masas uno de los responsables del equipo HAZ,- luego de algunos planteamientos que nos hiciera Martín (Basso) ante la merma en su Torino, le sugerimos que estaba en libertad de buscar la alternativa que a el le parezca mejor. Nos comunicó que había optado por Alfredo Fernández y se programó una prueba en el kilómetro de Buenos Aires para el martes venidero.
Paralelamente Johny Laborito con los datos recogidos en el rolo ésta semana continúa trabajando en los impulsores para Norberto Fontana, concluyó Masas

11 mar. 2010

No pudo ni con dos más.


El cierre del partido con pasajes donde cuatro hombres de Atletico marcaban a uno solo del rival me llevó a recordar el destrato recibido por Marcelo Fuentes toda vez que se lo tildaba de conservador, ¿y esto?, ¿que es?, era el día, y la crema lo dejó pasar.

San Martín de San Juan conserva el liderazgo del torneo de la B Nacional, junto a Instituto de Córdoba, luego de empatar esta noche sin goles con Atlético de Rafaela, pese a quedar con dos hombres menos en el tramo final del cotejo válido por la 25ta. fecha.

El conjunto dirigido por Enrique Hrabina emparejó la línea de Instituto, ambos con 48 unidades, mientras que su par `crema`, orientado por Carlos Trullet, reúne 40 y está en la séptima colocación.

El árbitro Luis Alvarez, de discreta labor, expulsó a los jugadores del equipo visitante, Arnaldo Alonso y Gastón Stang, a los 20m. y 37m. de la segunda etapa, respectivamente.

Los dos equipos diseñaron un partido aburrido, casi sin emociones frente a las vallas.

Mientras los dos estuvieron con once, San Martín, que ganó uno solo de los siete partidos que jugó en la temporada 2010, lució más sólido y compacto. De hecho, en la primera mitad, tuvo las chances más claras con un tiro libre de Leonardo Sánchez que se estrelló en el travesaño (32m.) y un remate de Alonso que conjuró bien el arquero local Gabriel Airaudo (37m.).

Durante el período inaugural, Atlético contrarrestó con una maniobra de Matías Gigli, a los 5m., que terminó con un remate elevado.

En el segundo tiempo, Atlético buscó con mayor insistencia, aunque le faltó claridad. Y San Martín empezó a sentirse cómodo con el punto, cuando le echaron a Alonso (simuló una infracción y estaba amonestado) primero y a Stang, después (por juego brusco).
Los minutos finales mostraron al elenco santafesino jugando en campo adversario, aunque sin generar demasiadas complicaciones a un seguro Luciano Pocrnjic.

-Síntesis-

Atlético de Rafaela: Gabriel Airaudo; Oscar Carniello, Fabricio Fontanini, Lucas Bovaglio y Martín Zbrun; Fernando Fontana, Walter Serrano, Germán Cáceres y Alexis Castro; Matías Gigli y Alexis Blanco. Dt: Carlos Trullet.
San Martín (San Juan): Luciano Pocrnjic; Gastón Stang, Líder Mármol, Leonardo Sánchez e Ignacio González; Guillermo Pereyra, Omar Gallardo, Arnaldo Alonso y Leandro Becerra; Lucas Sparapani; Sebastián Penco. Dt: Enrique Hrabina.

Cambios en el segundo tiempo; 17m. Luis Lagruta por Fontana (AR); 24m. Fernando Zampedri por Blanco (AR); 26m. Jonathan Belforte por Sparapani (SM); 38m. Raúl Damiani por Becerra (SM); 41m. Sergio Marclay por Fontanini (AR); 46m. Gustavo Arce por Pereyra (SM)
Incidencias en el segundo tiempo: 20m. expulsado Alonso (SM); 37m. expulsado Stang (SM).
Cancha: Atlético de Rafaela.
Arbitro: Luis Alvarez.



5 mar. 2010

Una película que ya vi.


solo la gota que colmó el vaso, la mejoría fue solo pasajera, una pócima preparada por el Pastor Gimenez, un pacto hecho con Cristina, un papel firmado con Chavez, la décima mejora del burrito Ortega, un embarazo mas de Nazarena, eso es Ben Hur

Esta película ya la vi, ya lo vi a German Solterman paseando en andas sobre los hombros de un hincha juliense que disfruta de ese momento de liberación, ya lo vi a Malacho llegar en su caballo blanco por Ayacucho para salvar a todo ese pueblo sufrido, casi un Robin Hood futbolero, poseedor de la formula de la vida eterna para los hinchas del 9 que hasta disfrutan de la mala, es que después de toda tempestad sale el sol y luego de cada racha de esas llega Malacho, el hincha del león adora las malas porque sabe que lo bueno cuesta y que cuando lo bueno llega ese procer se irá tan rápido como llegó para desaparecer e ir quien sabe dónde.
Ya lo vi a este héroe de barrio, a este asesino serial de penurias julienses, ya lo vi a ese mito que no fue a la cruz aunque si … pago por todo, yo puedo decir que lo vi a Malacho y que el final de la película lo encontrará como en cada una de las zagas, vencedor, con esa cara de Riquelme enfurecido con nadie regalando ni siquiera una mueca a ese pueblo que lo proclama como su salvador.
A Malacho lo vi en andas y de rodillas, pero siempre llevando a su equipo a tierra firme, lejos de todo peligro, porque aún el peor destino posible los encontrará detrás de la roja y blanca a todos, todos de verdad
Tambien lo vi al otro protagonista de las mas desafortunadas amarguras y chicanas, lo hizo todo, construyo el mas grande imperio del que tengamos memoria, y ese mismo creador lo destruyo con talento y sin piedad, y hoy nada, nada de nada, un equipo que va a la cruz por otros procesos, solo la gota que colmó el vaso, la mejoría fue solo pasajera, una pócima preparada por el Pastor Gimenez, un pacto hecho con Cristina, un papel firmado con Chavez, la décima mejora del burrito Ortega, un embarazo mas de Nazarena, eso es Ben Hur, un batallón que protege el frente con un tenedor, mientras lo que llueve es sopa, desprotegido, apadrinado por Lerche, es decir, casi un nieto de Don Julio, epa, caramba, entonces si se puede soñar con una salvación, la única forma, de lo contrario solo será presa fácil de todo rival, esta peli ya la ví, la vi una tarde donde el otro protagonista era la Cai de comodoro, que lo golpeó ferozmente, y ahora, se busca verdugo, uno fuerte por que cuando deje caer su hacha sobre Gorostidi, Sen, Gerrero o Gramaglia , será si el adiós definitivo, será la derecha de Monzón sobre Benvenuti, será la corrida de Burru hacia Shumager, será la mano de Dios, será la rehabilitación de Olivera (alguien se acuerda de eso?)no habrá retorno.
La del héroe al que las balas no lo atraviesan ya la vi, la del que penetra la materia ya la vi, la del que siempre salva a la chica, // si, y ya vi la del hombre que no puede escapar de las llamas, la de la tormenta que desbasto todo y unos pocos quieren cultivar en esa tierra arrasada, ya vi la del que decía abrir las aguas y ahogo a todos, ya las vi… , me acostumbre mal, lo reconozco, nada me sorprende, mas aún cuando las historias tienen siempre a los mismos protagonistas cometiendo errores del pasado con un presente virtual, irreal, y un futuro fácilmente predecible, Debo cambiar de video club, acepto, la de este ya las vi.