26 ago. 2011

Este sábado el fútbol está en Red Del Plata Rafaela

Desde las 15:00 Javier Colombo conduce la previa y desde las 16:00 Víctor Hugo Sanchez y Marcelo Muriel para comentar el fútbol grande. Junto a Diego Oviedo estaremos con la tarea periodística de los equipos de Atlético y Olimpo que desde las 17:00 se cruzan en Barrio Alverdi con arbitraje de Mariano Gonzalez.

Vivilo en 104,3 junto al EQUIPO N°1 EN TRANSMISIONES DEPORTIVAS.

Nos encotramos allí, un abrazo.

22 ago. 2011

Le ganó a All Boys y sigue creciendo.


En la foto se sintetiza todo, "los del fondo sean unidos", hubo errores impropios de un equipo de primera -otra vez- aunque en este caso se salvaron a tiempo para un remontada memorable.
Atlético se dio otro enorme gusto en la larga y dura carrera por mantener la categoría, le ganó a All Boys en Floresta por 2-1. Arrancó mal, porque cometió el error más repetido de la era Trullet, falló en un corner –Fissore- a favor y volvió de manera pésima para que Matos aproveche el regalo en la contra y ponga al dueño de casa a ganar el partido. Todo parecía una prolongación de la tarde “negra” frente a Arsenal.
Le costó un cuarto de hora entrar en juego nuevamente, y lo logró por las apariciones de Castro y Serrano, más lo que significa Gandin en la delantera, empezó a manejar la pelota y a tratar de llevar peligro al arco defendido por Nicolás Cambiasso.
A los 24' lo tuvo Serrano, pero no se decidió en rematar al arco o buscar el centro para González, y la pelota se terminó yendo por un costado.
Dos minutos después la posibilidad fue para Carniello, pero no pudo ponerle punto final al centro de Castro gracias a una gran intervención de Cristian Vella.
Ya Atlético merecía el empate, porque era más que All Boys y manejaba el encuentro a su antojo, pero sin definición. Los siguientes 15' fueron lo peor del primer tiempo, ya que el mediocampo Celeste se puso impreciso y All boys no hacía mucho para ampliar más la diferencia. Es por eso que recién a los 43' llegó la más clara de la Crema, con un buen desborde de González y la aparición de Gandín para rematar suavemente y permitirle a Cambiasso contener la pelota.

La segunda parte
El arranque del complemento volvió a mostrar a un Atlético mejor que All Boys, pero el problema del equipo de Trullet siempre estuvo en los metros finales, porque no tuvo claridad para las culminaciones de las jugadas. Arriesgó el entrenador con el ingreso de Walter Gaitán por Cáceres, buscando un poco más de claridad en la zona ofensiva.
A los 18' tuvo la más clara hasta ese momento. El córner de Castro encontró claramente la cabeza de Martín Zbrun, que obligó a una gran intervención de Cambiasso. Definitivamente Atlético merecía más, pero el empate no llegaba. Pero tanto eran los merecimientos, que finalmente la Crema lo igualó. Buena acción entre Gaitán y Castro, y el Flaco asistió de manera excelente para que Federico González definiera con mucha categoría ante la salida de Cambiasso. 15' por delante, y cualquier cosa podía pasar en elIslas Malvinas.
A los 33' lo volvió a tener Fede González, pero su remate se fue apenas desviado. Atlético no se conformaba con el empate, ante un All Boys que demostraba poco y nada, salvo cada vez que Pérez García se adueñaba de la pelota. Casi sin pensarlo, a los 36' tuvo una muy clara Soto, pero Sara respondió de gran manera para evitar la caída de su valla.
Pero si uno de los dos merecía la victoria, era Atlético, y la justicia llegó sobre el final. Buena jugada individual de Gandín que terminó con una falta al borde del área. La tomó Gaitán, acarició la pelota que se desvió en la barrera y terminó en el fondo del arco de Cambiasso. Merecida ventaja parala Crema, que con inteligencia trabajó el partido para dar vuelta la historia.
Los últimos minutos fueron puro sufrimiento, porque All Boys se acordó de atacar y con pelotazos al área de Sara intentó llevar peligro. Pero Atlético se mostró más seguro que nunca y fue sacando una por una cada pelota que llegó. Baliño puso punto final alpartido y Atlético festejó una gran victoria, donde recuperó la imagen, y por consiguiente, se trajo tres puntos importantísimos.

All Boys 1 - Atlético 2
Estadio: Islas Malvinas.
Arbitro: Jorge Baliño.
All Boys: Nicolás Cambiasso; Cristian Vella (57' Maximiliano Coronel), Facundo Quiroga, Eduardo Dominguez y Carlos Soto; Fernando Sánchez, Darío Stefanatto y Juan Pablo Rodríguez; Matías Pérez García (84' Carlos Salom); Mauro Matos y Agustín Torassa (68' Juan Carlos Ferreyra). DT: José Romero. Suplentes: Bernardo Leyenda, Martín Zapata, Emanuel Perea y Hugo Vargas.
Atlético: Guillermo Sara; Fabricio Fontanini, Oscar Carniello, Alexis Niz y Martín Zbrun; Walter Serrrano (83' Hugo Iriarte), Matías Fissore, Germán Cáceres (61' Walter Gaitán) y Nicolás Castro; Darío Gandín y Federico González. DT: Carlos Trullet. Suplentes: Jorge Carranza, Francisco Dutari, Luis Lagrutta, Jonathan López y Matías Zbrun.
Goles: 1' Mauro Mattos (AB); 74' Federico González (AR) y 85' Walter Gaitán (AR).
Amonestados: 20' Fabricio Fontanini (AR); 33' Darío Gandín (AR); 36' Alexis Niz (AR); 37' Darío Stefanatto (AB) y 65' Martín Zbrun (AR).

17 ago. 2011

Fui a ver Alí-Wepner. Ganó Boca.

Por Edgardo Daniel Peretti.
Fotos: Muhamad Adí y Chuck Wepner - Riquelme y Rosales

Mi amigo José Luis Pivetta, que me cuida como a un hermano, me invitó a ver Boca-Unión. Linda la propuesta. Tardecita de lluvia, a la Boca caminando y subiendo los mil escalones hasta la popular que era platea en la boletería, pero que a la hora del partido era “popu” en su más pura esencia.

Lindo el espectáculo previo. En realidad, la Bombonera es un sitio que intimida si sos visitante y te conmociona si sos local. Curiosidades del fútbol nuestro (y que nadie se haga el oso); los asistentes comunes deben soportar cinco cacheos de la policía/prefectura/marines y todo aquel que tenga uniforme. Nadie puede explicar por qué esos muchachos que ingresan con la bandera de la “12” ya estaban antes y portan encendedores, bengales, velas, y todo tipo de objetos ruidosos y de los otros.

Aún así, habrá que reconocer que siempre hay gestos para destacar: por ejemplo esos señores que comparten solidariamente un breve cigarrillo que se quema hasta el borde. Conmueve el sentido de colaboración.

El caso que me llevaron a un partido y yo, que soy muy porfiado como todo gringo que se precie, me quedé con la imagen de una pelea de box que ya había visto hace como treinta y cinco años. Seamos precisos. En 1975, se enfrentaron Muhamad Adí y Chuck Wepner. Una pelea que no era tal aunque terminó con el triunfo del morocho antes del final cuando una piña cansina lo tiró al adversario a la lona.

Bueno. Boca era Alí (o Clay, a decir de Bonavena). Todas las apuestas a favor, toda la gloria, la necesidad que gane, el ruido y hasta la magia escondida aún dentro de los pliegues de su decadente adiposidad.

Wepner era Unión. Gordo, veterano y sin posibilidades de dar vuelta una historia previa que ya estaba escrita. Boca es Alí: sapiencia, experiencia, una historia que sólo necesita marco y un presente casi de supervivencia. Pero tiene las manos rápidas como Riquelme tiene el cerebro, el cual no se condice con su aire, pero le sobra ante la ausencia de oponente. Riquelme juega con la cabeza y es más rápido que sus rivales, la pelota y la pobreza franciscana del resto.

Unión, o Wepner, tiene los kilos desordenados, los puños de algodón y la mandíbula de cristal. Alí juega un rato, y aún en su lentitud es más que Wepner. Boca juega cincuenta segundos y hace un gol. El resto sólo fue tiempo para la televisión y el remate del final – con tres goles seguidos gritados hasta el éxtasis- es parte del espectáculo que la gente ha venido a ver.

Unión es un triste partenaire que no recibe más piñas porque su rival ya no baila como mariposa y pica como un mosquito; es – apenas- una camiseta ilustre y unas ganas eternas. Nada más, aunque le sobre para este turno de lunes gris.

El resultado final es tan inevitable como previsible. Ganá Alí por KO y Unión se va sin nada, ni siquiera el fugaz festejo de un intento por vulnerar a Orión.

Pobre Unión; es una lágrima. Ni siquiera será parecido a Wepner que hasta lo tiró a Alí y se quedó con la gloria al inspirar al personaje de Rocky Balboa que aún a los sesenta sigue peleando. Rocky, no Wepner.

Boca es y será Alí. Gordo, lento y pesado, vive de sus iluminados y de su gloria que hace temblar al estadio con su aliento, casi como Apollo Creed. Pero Rocky sólo gana en el cine.

16 ago. 2011

Alfaro lo hizo otra vez.

Lechuga lo hizo otra vez, el día previo lo vi en el hotel donde concentraba su equipo, tranquilo, uno lo encontraba allí despues de mucho tiempo como si fuese el mismo de siempre pero sin serlo, es ese exitoso entrenador rafaelino que volvía a su casa sospechando de este desenlace con humillación para Atlético, recuerdo que me dijo como respuesta a si estaba contento de participar de la fiesta de Atlético en el regreso a primera ahora en casa -la que es la suya también- "me hubiese gustado venir en otro momento, no en el primer partido", quizás su visión de entrenador encumbrado le había permitido ver en la victoria de Atlético sobre Banfield algunas cuestiones que se escondían detrás de la victoria y que nosotros no alcanzamos a percibir, no lo se, quizás, pero algo le hacía pensar que ganaba como ganó.
Alfaro volvió a dar muestras de notable estratega, como si se tratase de algo que merece ser reverdecido, su equipo fue una maquina perfecta siguiendo un lineamiento claro, Arsenal fue ese equipo que aparece como automatizado, al verlo parece que nada fallará y que su rival chocará una y otra vez contra una pared, es en definitiva lo que le ocurrió a un Atlético chato, deslucido, chiquito y desorientado, la visita le hizo tres goles y por momentos pudieron ser más.

Atlético tiene un plantel muy corto, es nuevo en la categoría y “estrategias en el fútbol” es una materia pendiente, ayer fue una muestra de ello, ayer el jugador de la crema no podía por si solo, no alcanzaba con la impronta ni con algún destello puntual, necesitaba desde lo colectivo mostrar cosas que este plantel no tiene, un plan que le permita romper la muralla de Arsenal por otras vías ya que las tradicionales debían ser abortadas.

Alfaro le tapó a Gaitán para impedirle que abastezca al Zbrun delantero, y le puso al pibe Mosca a la espalda de Castro para empujarlo al abismo a Zbrun, y desde allí rompió el cero, por centro de Adrián Gonzalez y cabezazo pleno y excelente de Obolo, vinieron los errores de Carniello, tan enormes e infantiles como llamativos por venir de Oscar, el denominado mejor defensor de la “BN” (¿mejor defensor de la “BN”?) y detrás los gritos de un impecable Leguizamón. Alfaro contó en Marcone con un jugador a seguir, porque su tarea de sincronización en los relevos rayó lo perfecto, porque su labor liberó al marciano Ortiz y Arse creció. Trullet tiene poco para poner en la mesa de los análisis, muchas dudas, errores, desaciertos, improvisaciones (como el esquema de un solo atacante) y hasta interrogantes de cara al futuro que se cuentan por decenas, su equipo fue una enorme decepción, un grupo sin espíritu de tal, defensores que no se hablan en momentos clave, jugadores perdidos y sin una guía que seguir ni ese plan de contingencia que lo devuelva a la discusión, Trullet ya sabe que Juarez, Gandín , Gonzalez y hasta el propio Juan Fernández son ausencia insalvables.

Arsenal lo ganó con claridad, por aprovechar errores increíbles y regalos difícil de despreciar, le ganó por trabajo y estrategia clara, sostenida y trabajada, le ganó por una amplia diferencia que consiguió lícitamente, Arsenal le ganó a Rafaela muy bien y las dudas se instalan en Alberdi por largo rato, ¿se debió pensar en otro delantero de nivel?, ¿debió contratarse a un defensor de la categoría?, ¿debió pensar en un volante central de renombre?, las respuestas las traerá la competencia y por el bien de Atlético se espera que sea con piedad.
Ganó Arsenal con claridad, es un título, pero hay otro título más y es el que habla de la victoria de Alfaro sobre Trullet, otra paliza más en la tarde del nuevo monumental.

Síntesis

Atlético 1 – Arsenal 3
Estadio: Monumental.
Arbitro: Carlos Maglio. Asistentes: Ricardo Casas, Mariano Altavista. 4º arbitro: Leandro Núñez.

ATLETICO: 1- Guillermo Sara; 21- Fabricio Fontanini, 2- Oscar Carniello (cap), 30- Alexis Niz (45m 20- Hugo Iriarte) y 6- Martín Zbrun; 26- Sebastián Carrera (53m 29- Jherson Córdoba), 7- Walter Serrano, 16- Matías Fissore y 10- Nicolás Castro; 17- Walter Gaitán (45m 25- Nicolás Capellino) y 9- Matías Zbrun. Suplentes: 31- Jorge Carranza, 5- Germán Cáceres, 18- Luis Lagrutta y 14- Jonathan López. DT: Carlos Trullet.

ARSENAL: 17- Cristian Campestrini (cap); 21- Adrián González, 2- Lisandro López, 3- Guillermo Burdisso y 15- Damián Pérez; 32- Claudio Mosca (80m 8- Juan Manuel Cobo), 30- Iván Marcone, 5- Jorge Ortiz y 19- Nicolás Aguirre (68m 6- Cristian Trombetta); 10- Luciano Leguizamón (62m 11- Emilio Zelaya) y 9- Mauro Obolo. Suplentes: 1- Catriel Orcellet, 16- Cristian Cepeda, 29- Gustavo Blanco Leschuk y 22- Sergio Sena. DT: Gustavo Alfaro.

Goles en el primer tiempo: a los 12m Mauro Obolo (A) y a los 18m y 32m Luciano Leguizamón (A).
Gol en el segundo tiempo: a los 30m Nicolás Castro –de penal- (AR).
Incidencia: a los 32m del segundo tiempo fue expulsado Jherson Córdoba (AR).
Amonestados: Luciano Leguizamón, Adrián González, Nicolás Aguirre, Damián Pérez, Cristian Campestrini (A).

11 ago. 2011

Brown -SV- se quedó con el apertura de LRF.

Nos dieron menos de lo esperado, fui a ver otra cosa y me encontré con eso, un cruce deslucido con futbolistas de un lado y del otro empeñados en tomarle el silbato al juez Franco, tratando de discutir cada sanción, intentando inducirlo a mostrar una tarjeta a su rival, solo preocupados por ensuciar el partido y salirse del camino que los depositó allí, yo esperaba verlos tratar el balón como nos tienen acostumbrados y sin embargo lo dividieron, se lo prestaron, y los encargados como lo son Senn y Ruatta en Quilmes y Arias y Saavedra en Brown solo se destacaron por sus ausencias prolongadas en el trámite.

Episodio”I”, la gran desilución

Quilmes tuvo la posesión en la primera mitad pero no inquietó, no lo puso en apuros al “verde”, no encontró la claridad para poder generar las llegadas, Brown estaba “atado”, no era el de siempre y ese primer capítulo se fue sin dejar más que unos cuantos amonestados, nada más.

Episodio”II”, el renacimiento.
Con menos margen para la especulación la segunda parte llegaría con la promesa de mejoras, algo que solo mostró el equipo de Zurbriggen, porque sumó a Arias al ataque y fue a buscar “casi” con tres atacantes, Saavedra- Olivera- Arias y así generó los espacios para escalar, por Albera y una pronta recuperación del balón por parte de Vera. Ramirez vino desde el banco y un instante después metió un centro a la cabeza goleadora de Olivera para decretar el 1-0 en el arco de la escuela -22´-. Brown siguió siendo más pero en el mejor momento Sacavino debió dejar la cancha por expulsión, Schatle envió a la cancha al joven Farías y en la primera que el jugador se muestra aparece de espaldas a Cossa y define desde una enorme repentización en una rara chilena y marca el 1-1 -38´-. En ese momento el partido pasó a ser de Quilmes pero Roldán se hace expulsar y todo se nivela (quedaron 10 y 10).

El desenlace
Quilmes tuvo la corona en sus manos, pero la dejó caer, fue Caglieris quien encaró mano a mano a Cossa con Cavallo ofreciendo pase y la chance de empujarla, pero el egoísmo del atacante hizo que Maxi Cossa se quede con el balón en su poder, la propuesta ofensiva de Brown lo puso otra vez frente a Montenegro desde pelota quieta y con una pegada de campeonato Segatti clavó el 2-1 al palo de la barrera, hasta pudo con el enorme intento del arquero que la cacheteó pero no logró evitar el grito.

La vergüenza –otra vez-.
Al juego le quedaba algo de hilo todavía, pero Caglieris fue con la plancha en dos oportunidades y después Senn cometió una falta de esas que actúan de gota que viene a colmar el vaso y todo se desvirtuó, Aroca entró desde el banco a golpear a un rival en la escaramuza y las corridas, golpes y agresiones lamentables se multiplicaron, debió intervenir la policía para que no pase a mayor escándalo y con peores consecuencias, de regreso del bochorno el juez expulsó a Juan Manuel Senn, Leandro Leurino, Ariel Cavallero, Denis Caglieris y Mario Aroca. Se jugó algo más pero con el partido resuelto y solo quedó esperar por el pitazo del final.

Un buen Campeón.
El apertura liguista muestra a Brown como legítimo monarca, supo trabajarlo hasta el final, nunca dio el título por perdido aún con Quilmes con un doble macht point, nunca dejó de creer y anoche en ese mano a mano que se encargó de generar demostró que el trabajo sostenido y serio vuelve en logros y alegría, a veces tarda, pero vuelve.

Brown (SV) 2 – Arg. Quilmes 1

Cancha: Sportivo Ben Hur.
Arbitro: Roberto Franco.

BROWN (SV): Maximiliano Cossa, Ariel Cavallero, Hernán Ibarra (cap.) Mario Segatti y Gonzalo Aira; Diego Saccavino, Leandro Vera, Carlos Albera (55’ Hugo Ramírez) y Andrés Saavedra (87’ Leandro Leurino); Rodrigo Olivera (91’ Martín Coria) y Cristian Arias. Suplentes: Gonzalo Bauducco, Martín Coria y Leandro Landucci. DT: Alejandro Zurbriggen.

ARG. QUILMES: Marcos Montenegro; Héctor Sánchez (82’ Javier Farías), Juan Pablo Blua, Emanuel Torres (cap.) y Cristian Roldan; Alejandro Ruata, Sergio Almaraz (71’ Santiago Cavallo), Juan Manuel Senn y Oscar Suárez; Luis Boiero y Denis Caglieris. Suplentes: Mario Aroca, Marcelo Herrera y Daniel Bonazza. DT: Marcelo Schatzle.

Goles: 22m ST Rodrigo Olivera (B), 38m ST Javier Farías (AQ) y 42m ST Mario Segatti (B). Incidencia: Expulsados 30m ST Diego Saccavino (BSV), 40m ST Cristian Roldán (AQ), 47m ST Juan Manuel Senn (AQ), 50m ST Leandro Leurino (B), Ariel Cavallero (B) Denis Caglieris (Q) y Mario Aroca (Q).

7 ago. 2011

Cerca del medio ascenso, alegría "entera".

El Deportivo Ramona se dio el gran gusto de festejar por el campeonato de la zona norte de Liga Rafaelina, debió esperar casi hasta el cierre de la tarde por que el partido atravesó ciertas turbulencias que no le permitían pensar en un victoria antes del pitazo final de Colman, lo resolvió a tiempo con actitud, sin jugar como es capaz de hacerlo pero con inteligencia desde sus jugadores y su entrenador Marcelo Varela quién estuvo todo lo rápido para mover su estructura como el partido lo exigía.
Independiente de Ataliva pisó la localidad de Ramona con un histórico acompañamiento de su gente, es que sabía que dos de los tres resultados posibles lo transformarían en campeón del apertura de la zona norte de LRF. El “Depor” exigido a ganar para igualar en la tabla y definir a su favor por victorias entre si y con la ausencia de Castro sobre sus espaldas imaginaba una tarde larga y complicada.
El “diablo” de Ataliva fue más, mucho más en la primera parte, marcó un diferencia entre un equipo que se mostraba con la naturalidad habitual y casi sin presiones y otro que no podía creer no encontrar en la cancha a su conductor, es que el equipo jugaba como lo haría con Castro pero sin él, entonces la pelota pasaba rápido de una mano a otra, Ramona recuperaba pero la dividía excesivamente e Independiente crecía, porque Mireti estaba encendido, Galván participativo y Piacenza era fácil de ser encontrado en el área de Gianotti, poco de Peiretti en el medio y Cerrudo escaso para contener en Ramona, Portella estaba intratable por su carril y Monserrat aguantaba la pelota con oficio para que Independiente llegue con más gente para romper el cero.
El “Depor” se defendía peligrosamente en los últimos metros y el gol estaba al caer pero…, el fútbol tiene “esas” cosas, no sabe de merecimientos ni de méritos acumulados, solo de realidades y los goles que separan vencedores de vencidos, por eso a quienes seguimos esto cada fin de semana no nos extraño ver en 37´ la notable aparición del pibe Parucia por la derecha del ataque local y dejar tres hombres en el camino y vencer a Ramos con un tiro que se debió en un rival, acertó en el momento justo y lo pasó a ganar sin importarle que en “las tarjetas” lo perdía por mucho. Solo seis minutos después Independiente generó una nueva jugada en el área ramonense, Mireti entró al área de frente a Gianotti y lo desplazaron claramente por lo que Colman pitó un penal que solo le generó dudas a los locales, Piacenza venció a Gianoti y el entretiempo los encontró 1 a 1 y mucho más cerca de la justicia por lo que se había visto.

El segundo tiempo lo tuvo todo, un notable crecimiento de “el Depor” en su prestación, escalando en la cancha, proponiendo un partido veinte metros más adelante y superando a Independiente poco a poco aunque sin la claridad necesaria para romper el vallado que proponían Kloster, Ramirez y compañía, el equipo de Varela debió aguardar por una pelota parada en su favor en el borde del área mayor para que Rolando Domingorena desde una enorme pegada ponga el 2-1. Domingorena estaba fuera de la disputa del juego, aparecía ajeno a la cuestión, no pesaba, sin embargo una aparición suya sirvió para definir todo a favor de Ramona. Varela implementó un operativo cerrojo perfecto, con Bessone y Giampieri sobrando y delante de ellos tres futbolistas tomando hombre a hombre, pero no descuidó el ataque, pensó en Matías Sanchez por Platini y acertó, porque Matías le cerró el partido aguantando la pelota inteligentemente y definiendo notablemente de primera ante un gran pase de Domingorena que a esa altura ya era el de siempre. Independiente fue por todo pero no consiguió ni siquiera inquietar a un enorme y aplomado Diego Gianoti, no consiguió superar al caudillo Bessone y hasta se encontró con una corrida de Combín en el final para el 4 a 1 que desató la fiesta.

Una tarde a pura emoción, una tarde de rencuentro con enormes alegrías para el dueño de casa y un mensaje de volver a empezar para el rojo de Ataliva, la fiesta fue completa y toda de Ramona, méritos no le faltaron y ya sueña con fiestejar por el "medio" ascenso.


5 ago. 2011

Cobrar? Quieren cobrar...?


- Por Edgardo Peretti -

Porque fui testigo, la voy a escribir. Porque no me la contaron, la voy a contar. Y porque me ponen loco algunas cosas, ustedes lo conocerán.

Allá por los años setenta y ochenta, cuando Cacho Carlucci comandaba la subcomisión de fútbol de Atlético de Rafaela, tenía la costumbre de pagarle a los jugadores apenas terminaba el partido. Hay que citar que por entonces, los pagos eran tras cada cotejo y si había prima se pagaba en cuotas mensuales o en especie; no son pocos los jugadores que han percibido por su servicios ladrillos, cemento, cocinas, heladeras, bicicletas y hasta un caballo. Pero eso es otra historia.

Lo concreto es que Cacho aparecía en el vestuario seguido de su amigo Pepe Frenguelli y del Rusito y casi en las duchas les daba su dinero. Hay que decir que alguna vez un jugador muy renombrado, sin la fama de uno actual pero con cualidades notables, rechazó el pago porque, según su criterio: “Esta tarde no la toqué!!!
Otra. La cancha de libertad de Sunchales tiene una particularidad histórica: su tribuna ( a los que sus primos unionistas llaman despreciativamente “la pajarera”) es uno de los pocos testigos que quedan de los estadios a la inglesa, con un sitio que tenía un techo para resguardarse, del sol o de la lluvia. Debajo de esas tribunas, los liberteños tenían sus vestuarios y allí sucedió algo que voy a escribir.

Dicen que fue Tito Morlachi – no hay memoria para ello, se admite- quien, sabiendo de la costumbre de Atlético y de los buenos resultados que ello generaba en los incentivos deportivos, quiso hacer lo mismo y una tarde, tras ganar un clásico – ante Unión, obvio- apareció en el vestuario con los billetes divididos para cada uno de los jugadores.

Pero he aquí que cuando ofrecía el dinerillo, los players lo rechazaban gentilmante, “Mejor mañana”, “Después paso por secretaría”. Y así todos y cada uno.
Intrigado por el asunto, el dirigente se quedó con la espina y se fue al buffet a celebrar con los hinchas y socios de la entidad. Pasado un rato comenzaron a llegar algunos de los jugadores para sumarse a la reunión festiva. El tipo no aguantó más y encaró al capitán:
- Che, ¿que pasa que no quieren cobrar en el vestuario? Van a pensar que soy un miserable? – lo espetó-
- Tranquilo, Tito, queremos, pero si nos das la plata delante de todos, el técnico nos quiere cobrar por ponernos en el equipo!!!!

Lejos de suponer otra cosa que no sea un recuerdo risueño referido a queridos amigos, me queda una gran certeza sobre estos valores y sus intérpretes, por ejemplo cuando veo a jugadores que se fueron al descenso dando lástima y verguenza ajena y ahora quieren volver a discutir sus condiciones, con su propio club!!! El caso de los riverplatenses, Adalberto Román, Ferrari y compañía supera cualquier ejemplo. Y si quieren casos locales, también tengo.

Cobrar? Quieren cobrar? Y el desastre que ustedes hicieron, quién lo paga?
El hincha. El socio. El corazón.

1 ago. 2011

Vuelta al ruedo, en el aire de Red Del Plata.


Hola a todos, el 01 de octubre de 2010 posteaba con tristeza y dolor en este mismo sitio la decisión de dejar el medio radial en el que trabajaba por falta de oportunidades, hoy un buen tiempo después les quiero contar que nos podremos volver encontrar todos los días ya que desde ayer estoy por el aire de Red Del Plata Rafaela en FM 104,3 junto al equipo de periodistas que componen la radio lider en transmisiones deportivas, estaré muy cerca de Ben Hur en el Torneo Argentino "B" cada día mientras que junto a Ben Hur y "el 9" desde los comentarios en las transmisiones de los partidos.

Agradezco la convocatoria y el respeto brindado desde el primer momento, a Víctor Hugo Sanchez, Marcelo Muriel y Javier Colombo Gracias!, gracias por ese espacio que "ando" buscando y por las oportunidades para las que me preparé. Ahora será tiempo de colmar las expectativas que se han generado con mi llegada al medio, es hora de estar a la altura de un equipo de periodistas y producción que se han encargado en 10 años de llevar este medio al tope de audiencia de una ciudad tan futboleras como pocas en el país, les dejo un fuerte abrazo y será hasta cada momento... por el aire de "Red Del Plata".

A corazón abierto.

Atrayente, intenso, atrapante, difícilmente igualable, tuvo todo, es que el partido traía un plus como principal oferta para la tarde, si ganaba Quilmes se podía permitir ensayar su primer vuelta olímpica de 2011 y Ferro, el viejo y querido Ferro tratando de interponerse entre la cerveza y el éxito. Fue 2 a 2 y se jugó así, a corazón abierto.

Boiero hizo un gol increíble, a los 11 segundos de juego, no se habían acomodado, casi no había empezado y los de Schatler ya lo ganaban, por la repentización de Boiero y el error de Bergero a quién se le escabulló el remate tempranero, como si eso fuera poco Ferro perdió a Ludueña en 10 minutos por una entorsis que se provocó en el precalentamiento, todo mal y Quilmes próximo a aumentar.

El equipo de Beto Medrán se reacomodó rápido y en 20 minutos ya estaba otra vez con la cabeza en el partido, entre Andrada y Paez le dieron una mano importante a Sosa en el ataque y Ferro ganó peso, generó una pelota parada y desde el muy buen centro sobre el arco que da al Boulevard encontró el empate desde un notable cabezazo de Córdoba, y más tarde por innecesaria falta de Aroca encontró el empate por acertado remate de Merlino desde el punto del penal en falta correctamente sancionada por Rusch.

Tras el descanso Ferro siguió trabajando mejor el partido aunque luego del primer cuarto de hora de esa segunda parte Senn mucho mas cerca de Suarez condujo a Quilmes más cerca de Bergero, aprovechó las escaladas de Roldán y el retraso del dueño de casa y más allá de hacer mucho por el empate no le alcanzaba.
Hubo una jugada clave, Rusch expulsó al arquero Bergero de mala tarde y Ferro perdió a su arquero y al pibe Hasper en el campo ya que debió ocupar el arco, Ramonda hizo un enorme penal y Suarez lo cambió por gol ante Haspert. Ferro lo tenía ganado, pero esa jugada cambió el curso de la tarde, ya nada fue igual, un Quilmes desorientado se reencontró milagrosamente con la brújula que le permitió encaminarse al encuentro de una unidad cuando todo estaba perdido, cuando se iba con las manos vacías.
“Rescatamos un punto, no estuvimos a la altura de las circunstancias” dijo Marcelo Schatler mientras Beto Medrán no podía esconder su enojo por lo que denomina "pésimo" arbitraje de Rusch -no comparto por que la tarea del juez no presentó fisuras-, “el partido fue caliente pero él no lo supo parar, es una pena que estos árbitros dirijan en la liga”.

Quilmes debe esperar una tarde más, la batalla de “la ruta” no le alcanzó para dar la vuelta y deberá corregir cosas, Ferro se convenció que tiene potencial, ayer no se guardaron nada y en una tarde fría como pocas animaron un partido para todos los tiempos, ayer vimos una batalla entre dos gladiadores de liga rafaelina que no conocen de especulaciones, que hacen honor a un fútbol de jugadores que no saben de coches importados ni imponentes contratos, solo saben de levantarse temprano en lunes para ir a trabajar, de esfuerzo y más esfuerzo, ayer entregaron una muestra mas de un torneo apasionante y electrizante que bien vale la pena acompañar.

Sintesis.

Estadio: Ferro.
Arbitro: Sergio Rusch.
Reserva: 0-3

FERRO: Pablo Berggero; Angel Ortega, Fernando Ludueña (10’ Ricardo Córdoba), Leo Merlino y Hernán Haspert; Clementz, Meyer, Fernando Andrada y Mauricio Páez; Fernando Romero (78’ Ramonda) y Eduardo Sosa (50’ Damián Valenzuela). DT: Roberto Medrán.

QUILMES: Mario Arocca; Héctor Sánchez (45’ Juan Pablo Blúa), Emanuel Torres y Cristian Roldán; Lucas Avendaño (45’ Domínguez), Olmos (65’ Santiago Cavallo), Suárez y Juan Manuel Senn; Luis Boiero y Denis Caglieris. DT: Marcelo Schatzle y Juan Orellana.

Goles en el primer tiempo: a los 11 segundos Luis Boiero (Q); a los 29’ Ricardo Córdoba (F) y a los 35’ Leandro Merlino –p- (F).
Segundo tiempo: a los 45’ Ignacio Suárez –p- (Q).
Incidentes. Se fueron expulsados a los 32’ ST Berggero (F), a los 49’ ST Domínguez (Q) y a los 58’ ST Andrada (F).