23 nov. 2011

Gracias Edgardo Peretti, gracias! .

Quiero decirle gracias a Edgardo Peretti, muchos desconocen que el Sr. a quien hace referencia Edgardo en la publicación anterior con el título de “Antonio Madera, Don Madera” es nada menos que mi abuelo materno, Edgardo lo conoció desde un lado que yo no, y de alguna forma conocí un poco más a un gran  Sr. , el Sr Antonio Madera, mi querido abuelo.

Gracias Edgardo.

22 nov. 2011

Don Antonio Madera. Don Madera.


Por Edgardo Peretti
Así de simple, así de trascedente, así de importante. Vayamos por partes. Don Antonio Domingo Madera nació en San Guillermo (Santa Fe) un 24 de noviembre de 1915, llegando con su familia a Rafaela en 1920. Fue fotógrafo, artista de la imagen y entre 1942 y 1960 se desempeñó en la policía provincial e hincha de 9 de Julio y de Estudiantes de La Plata.
Algo más? Si. Los datos se acuñan en una nota publicada en el año 1984 por el diario La Opinion  y autoría del querido don Lorenzo Inardi en su referenciada e inolvidable columna “Rafaela y su gente”.
Algo más? Si.
Don  Antonio Madera, al jubilarse pasó a ser utilero de 9 de julio y como tarea crucial de nuestras vidas el responsable de darnos el fútbol para jugar en la canchita que estaba detrás del salón, la de los arcos de madera, o al costado, entre las lambertianas y el tejido de la interminable cancha.
Don Madera era el hombre que nos habilitaba el mundo de las fantasías, con la número 5, reluciente y sus cuidados. Todos esperábamos a que llegue con su bicicleta inglesa, su peinado a la gomina y su llavero gigante colgando a un costado. El nos abría las puertas del paraíso, pero todo tenía un precio: no se toleraban las malas palabras, agresiones o burlas; se jugaba sin pelear, caso contrario, don Antonio sancionaba al infractor con suspensiones que iban de uno a cinco días. Casi perpetua, según el tenor del delito.
Todo un personaje.  Pero no me quiero quedar con esto. Tengo una historia con don Madera. A fines de 1969, se organizó un campeonato de baby fútbol para los chicos del club que no participaban del de Ben Hur, Boca o Estudiantes. El límite era de edad, pero no de estatura (requisito que en esa epoca se plantaba en el metro cincuenta por lo que muchos lungos la veíamos de afuera, con lo que se pudieron armar varios equipos.
Todos eramos hijos de laburantes y no había ni media camiseta igual, así que Don Madera tuvo la gran idea: camiseta malla y anilina!!!
Así surgieron los equipos Azul, Rojo, Amarillo, Verde, Marron, Negro y...blanco. No había más tonalidades. Pero sí chicos; entonces agregaron un equipo “cuerito” que recién apareció en la segunda fecha, pero como ls ganó a todos fue un campeón, pero sin corona!!!! Mi amigo el “Tato” Perna la rompía, pero nunca nos sumaban puntos. Y yo? Je, yo era el arquero.
Recuerdo como en esa primera fecha – nuestra- íbamos a la cancha (la vieja de básquet, donde hoy está el gimnasio Centenario) y don Madera me paró en seco:
-   Usted – me dijo y se me aflojaron las orejas.
-   Sí, señor...
-   No puede salir a la cancha sin buzo. Tome.
Y me dio un buzo amarillo, de piqué, con el número “12” y hasta con una mancha de sangre nunca vencida por la lavandina en el pecho, la que imaginé como la de Gatti, el Lito Maina, o la de Carrizo o la de quien sabe qué monstruo de entonces. Con su gesto, el hombre me elevó a los cielos y me hizo el regalo más lindo que me dio el fútbol; a mi, un humilde aficionado poco dotado, flaco, larguirucho y orejudo me puso en fila hacia el cúmulo de las glorias vestido de amarillo. Y hasta una medalla.
Pasaron los años y hoy me entero que Don Madera se fue un 15 de junio de 1985. Lástima, me hubiese gustado agradecerle el gesto, las enseñanzas y el buzo amarillo que me hizo tan feliz. Seguro que donde está sigue repartiendo pelotas a los chicos humildes, enseñando eso que ahora llaman límites y sacando fotos, que era su pasión extra, su gran pasión.
Salud, don Antonio. Y gracias.

21 nov. 2011

Nunca bajó los brazos.

Hola a todos, quiero contarles sobre la victoria de Ben Hur por el Argentino B frente a DEPRO, a propósito del comentario les envío el que publiqué en la edición de hoy de Diario Castellanos
El reloj apenas se había movido, iban 6m y Ben Hur ya lo perdía, apenas había intentado acomodarse en la cancha y buscar a Battauz para jugar y Defensores con tan solo tener una postura más vertical consiguió ponerse en ventaja, raramente lo encontraron mal parado por el lado del “paragua” Vera que en definitiva fue titular y una larga corrida de Umpierrez seguida de un muy buen centro rasante enviado al corazón del área encontró a Jacket rematando a la carrera desde el punto del penal, el balón se metió por debajo del cuerpo de Stucky y todo Depro gritó el primer gol de la noche.


Defensores manejaba de mejor forma la condición de cancha rápida por la humedad de la lluvia caída en las últimas horas, salía velozmente por la izquierda de su ataque donde Nuñez casi siempre ganaba las espaldas de Lorenzatti y en cada  desborde la visita encontraba un centro bien servido a Jacket y Nuñez que pudieron ampliar pero sus remates se fueron desviados. BH fue creciendo, y se instaló en campo rival sin generar opciones claras aunque las necesarias como para  preocupar al bueno de Schab. A los 12m Lorenzatti ingresó al área rival a la altura del punto penal y paralelo al fondo del terreno, y en el intento de una gambeta larga Perrón le comete una claro penal que el árbitro decide no sancionar, al igual al que le comenten luego a “Pochola” Silva yendo camino al cuadro menor, también hubo una de Santa Cruz rematando a  pocos metros del arco quién volvió a llamar a intervenir notablemente al arquero de Pronunciamiento.


En 21m Ben Hur perdió a Emiliano Lorenzati por un fuerte golpe en el tobillo Izquierdo y Olivares optó por Gómez Varas para trabajar en el fondo adelantando a Mathier a la mitad del terreno. EL Lobo se llevó al descanso más cuestiones por  revisar que otras por afianzar, se lo vio  escaso en el juego e inconexo entre líneas. El segundo tiempo arrancó mal para los del “mono” Olivares, López expulsa a Canavessio a los 3´desde una apresurada decisión aplicando la ley del último hombre en un “camiseteo” de Canavessio posterior a un forcejeo mutuo con un futbolista de Depro , y Ben Hur quedó más expuesto todavía merced a otra de las tantas falencias de un arbitraje que fue de malo a muy malo de manera constante.


El pronóstico nada alentador fallaría, porque desde ese instante Ben Hur fue mucho más que su rival, lo superó, los ingresos de Guerrero y Friederer le vinieron bien al equipo, porque Guerrero entró rápido en la historia y porque el ex Colón se adaptó a todo lo que le pidieron, hasta ser el líbero de la defensa. La BH se adelantó y comenzó a merecer el  empate y lo alcanzó, en 22´del segundo tiempo, por una larga corrida de Battauz entregando el balón con precisión a Jubany que de pierna izquierda metió el balón entre varias cabezas y el travesaño, 1 a 1.


Por instinto y variantes defensivas  como la salida de Jacquet por un Ramírez sin aportes en el partido y las de Lopez y  etamar -ambas hombre por hombre en el fondo- Defensores se refugió en los últimos metros y padeció el defenderse por momentos con cinco hombres en el fondo. Ben Hur generó tres mano a mano con Schab , primero Matier luego Silva y por último Torres, todos sin éxito, y hasta un centro rasante de Jubany que “Pochola” no pudo conectar con el arco para él.


La noche se cerraba con un Ben Hur volcado a la ofensiva monopolizando el juego, solo encontrando a Schab y las imprecisiones propias para definir como únicos escollos, lo intentó todo, con un hombre menos y el corazón como bandera, con el fútbol como una cuestión que debe perfeccionar para obtener la fluidez que necesita para despegarse de su condición de equipo inestable. López indicó 3´de adicional y en el instante siguiente Ben Hur, mucho más entero desde lo físico, ganó su enésima pelota en la mitad del terreno y Guerrero se la acercó a David Torres que actuó, no pensó, remató desde 25 metros y la pelota entró por el ángulo superior izquierdo de Schab dejando sin chances al arquero y a  todo Defensores que aguantó pero se “ahogó en la orilla”.


Con esa “bomba” al ángulo de Torres Ben Hur pretende espantar todos los fantasmas que revoloteaban en el sur, con una muy buena noche de Torres -otra más- Silva y Jubany como estandartes, con Battauz entregando y jugando y con Tántera manejando el centro del campo, con esa “Bomba” en medio de la lluvia torrencial Ben Hur pretende tener un buen cierre de año afianzándose entre los equipos que irán por la clasificación, consiguió una gran victoria, pero la de esta noche de domingo es una de esas que invita a soñar , porque superó muchas adversidades, porque el fútbol por momentos apareció, porque el corazón está fuerte, y porque nunca bajó los brazos, jamás.


Síntesis.
Estadio : Ben Hur
Arbitro; Maximiliano López.
Ben Hur; Guillermo Stucky, Gustavo Mathier, Mariano Canavessio, Alexis Vera; Jonathan Battauz (27 ST Guerrero), Claudio Santa Cruz (27 ST Friedere), Pablo Tantera,Emiliano Lorenzatti (21 Gomez Varas), Gonzalo Jubany; Héctor Silva, David Torres; DT Daniel Olivares . 
Suplentes; Pagliero, Forni, Gomez, Carelli 
Defensores de Pronunciamiento; Pablo Schab, Ramón Perrón, Roberto Retamar (Mariano Pilla 21 ST), Reinaldo López (Cristian Elizalde 6 ST), Alejandro Rizo, Daniel Tornour, Walter Nuñez, Ricardo Sufiaurre, Lautaro Robles, Jonathan Jacquet (Darío Ramirez 31 ST), Sergio Unpierrez. DT: Sebastián Brisolesi. 
Suplentes; Ricardo Gandolfo, Federico Cot, Nicolas Marcel, Gustavo Mosquera

14 nov. 2011

Guido Falaschi, el final menos pensado.


Una joven vida se apagó ayer en Balcarce -BA-, es la de Falaschi, porque corre cualquiera que tiene plata, porque las medidas de seguridad solo se le exigen a aquellos que no interesan, por que ya no son negocio. Murió Falaschi y desnuda un automovilismo plagado de tanta popularidad como falencias.

Ante todo me pregunto por qué nadie se pregunta que mierda hacia Larrauri delante de Giallombardo y Falaschi, que mierda hacia Larrauri, correte, correte me decía a mi mismo delante de la pantalla y para mi mismo, estaba a la mesa con la familia en un domingo más, una carrera más de tantas vistas en el TC, un cierre espectacular por que los pibes aceleraban todo, todo. Un maldito
rezagado que no se corre, lo dice el comentarista del a transmisión televisiva cuando pasan debajo del puente, “ya le mostraron bandera celeste a Larrauri para que no obstaculice a los líderes”, pero el inexperto Larrauri se corre en el peor lugar de todos, con los coches lanzados, y la desgracia se instala, pasa Giallombardo y Falaschi se va hacia afuera –derecha- da contra la contención que no lo contiene y Ortelli le entrega su segundo golpe, el que deja expuesto a Guido y su juventud, sus sueños, a su madre, su vida. Es Girolami, quizás uno de los mejores pilotos de estos tiempos al que le toca quitarle todo, porque esa nube de polvo los obligó a entrar a más de 160 km a la hora en un callejón sin salida, la pericia de Girolami no alcanzó, por que las decenas de cubiertas –¡algunas de camión!- desparramadas en la cinta sumado al polvo suspendido hacían imposible ver con normalidad, nadie lo podría haber evitado, nadie, y Guido Falaschi con sus jóvenes 22 se fue por una lesión irreversible en la base del cráneo.

El viernes se había accidentado Canapino, pero todo estaba bien. Las medidas de seguridad no funcionaron en el sector, por precarias o por inexistentes, porque había tierra que se transforma en polvo y porque los neumáticos de la contención no estaban atados. Todo falló, porque tras el golpe nadie levantó debidamente y pasaban por la zona casi en ritmo de carrera, porque siguen manejando boludos con plata, porque los impactos laterales siguen siendo el talón de aquiles de esos autos pesados y vetustos.

Hasta cuando va a pasar esto, hasta cuando Aventín va a manejar esto como un negocio y nada más, el mismo que objeta al autódromo de Rafaela con un paredón perimetral único en el país por el solo hecho de haber dejado de ser negocio para ellos y nada más. El tipo jamás puso en dudas el circuito de Balcarce donde las salidas de escape escasean desde su ubicación dentro de un cerro –lo conozco personalmente-, pero está dentro del epicentro de la categoría y la facturación es mas elevada, y punto, nada más.

Ahora te quiero ver Aventín, hacete cargo y pone la cara, explicá por que la contención no estaba atada y porque había tanto polvo suelto, explicá por que Larrauri tiene licencia, explicá por que corrés en ese circuito mortal, explicalo todo.

El Grondona del automovilismo deberá responder todo, porque un pibe acaba de morir, es verdad, el como tantos otros decidió subirse uno de esos portaviones pintados de autos de carrera y meterse a acelerar en un sitio donde no se puede, pero para brindar garantías debe estar este Grondona, tan patético y culpable como el original.

La útlima apretada a Rafaela -por los fideos tirados-.

Aventín en una de las tantas apretadas realizadas a distintos propietarios de autódromos y en este caso específicamente al Atlético de Rafaela decía el 05-07-2011, “Recién lo acabo de llamar al doctor Tettamenti (Ricardo), que es un amigo, y un señor en todo el sentido de la palabra, a quien respeto muchísimo por su señorío y hombría de bien, pero justamente estuve recorriendo y no me gusta lo que veo. Creo que Rafaela tiene una historia riquísima, han trabajado muchísimo en los principios del siglo pasado, pero obviamente el tiempo pasa para todos .

El “puma” agregaba, Creo que voy a proponer algo con Tettamanti, no sería prudente que lo diga ahora, creo que hay que poner manos a la obra, la historia de Rafaela condena al Atlético en ese sentido. Yo no quiero ofender, quiero aportar, como venimos haciendo en estos últimos 10 años, que hay una inversión de 100 millones de dólares en infraestructura en Argentina en los autódromos, algunos con obras privadas y particulares, otras con dineros municipales, otras con dineros oficiales. Hemos hecho un trabajo muy bueno acompañados por el ACA, a través de Diego Mesa, que está con nosotros permanentemente, pero hemos empujado nosotros como punta de lanza para que esto ocurriera, y esto quisiera que ocurra en Rafaela".

Continuó, "Dijo Tettamanti que la única categoría que lo acompañaba en Rafaela era el TC; nosotros queremos seguir acompañándolo, nos gusta este circuito, es velocísimo, es riesgoso, pero tiene alternativas interesantes para la competición, pero no me gusta lo que veo, no me gusta el restaurante tirando los fideos, ahí en la tierra. Creo que tenemos que trabajar entre todos para que Rafaela siga estando, y me cuesta mucho avanzar en este terreno, así que veremos si avanzamos con la gente de Rafaela".  

8 nov. 2011

Elías Sánchez, un lúcido genial.

Por Edgardo Peretti

Con Elías Sánchez se fue un lírico de los que quedan pocos. Un dotado del raciocinio que hacía gala de un inestimable sentido común. Se fue un periodista. Se fue un analista crítico. Se fue un pensador. Se fue un hincha de Colón. Se fue el Negro. La pucha, se fue un amigo.

Tengo tantas sensaciones que no se de qué manera ordenarlas. Con el Negro siempre tuve un diálogo frontal, duro a veces y hasta crudo en muchos aspectos, pero tan sincero como valioso. No descubro nada si afirmo que era un personaje de esos capaces de demostrar sus posturas sin herir ni agraviar. Del mismo modo, no dudo en decir que muchas cosas le llegaron tarde.

Pero así es la vida. Se enojaría el Negro si continuara con este tipo de elogios, pero no los quiero dejar pasar, ya que en esta sociedad tan especialmente hipócrita donde los muertos se olvidan pronto y se convierten en anécdotas antes que en seres humanos, hay seres que merecen la evocación.

Hace unos veinte días hablé por teléfono con él y me puso en claro su problema. Sin variantes y sin eufemismos, Elías sabía que el libro andaba cerca del epílogo. Después, me quedé con las ganas de verlo; lástima, tenía muchas ganas de darle un abrazo.

Igualmente, lo guardo en mi corazón y es probable que alguna vez nos crucemos en algún espacio o tal vez nunca más seamos otra cosa que lo que fuimos. Importa poco. Me quedo con el recuerdo de un tipo al que apreciaba y que dejó huella en su paso por este valle de sonrisas que es la vida.

Querido Negro, cuando vea agitarse alguna bandera colonista en las alturas será que estarás vos agitándola y esperando por una nueva charla de esas que tanto que te gustaban.

La pucha, al final tanta justificación por este amigo e igual me pongo triste por su partida. Chau, Negro; los que pensaban que el mundo siempre puede cambiarse, aún a costa del sacrificio, te van a extrañar.