10 jun. 2010

Una mirada realista.


Que bien puede ser recibida por muchos como una mirada pesimista, es que en realidad esta mirada no ilusiona, tan solo nos sienta en el sitio donde nos depositan los hechos y sus consecuencias.


¿Los hechos?, los turbios negocios detrás de la selección, donde todo el mundo muerde algo para no dejar pasar un tren de los mas cargados, el que transporta todo el dinero que posee y mueve la AFA, esos partidos de cuarta en el que solo se intentan facturar sin importar tener que meterle la mano en el bolsillo de un pobre trabajador Salteño o Catamarqueño por el solo hecho de acercarle un espectáculo circense, esto de hacer partidos frente a selecciones innombrables que nuestra selección protagonizó es una falta de respeto a los que transpiraron una camiseta y a aquellos que forjaron una historia, si Heinze está o no prendido en el negocio a nadie le importa, lo que importa es la capacidad de lucrar que algunos demuestran y la incapacidad de otros para demostrar que están para conducir la selección.

¿Las consecuencias?, solo las sabremos el sábado en la mañana, un entrenador que sabe poco de entrenar pero mucho de cruzar firme a los periodistas por mas cazadores de fama que sean (Pacman), y un plantel que tiene nombres rutilantes pero que presentará una formación titular que no conoce de tiempo de trabajo.

EL Diego de la gente y de los milagros va por uno mas de los tantos realizados en su vida, es que amigos, no queda otra, como dijo hace un tiempo mi amigo Diego Lisandro, “milagro o nada” (esto será la selección).

0 comentarios: