25 oct. 2010

“Entre el cielo y el infierno”


"...ser Dios o el diablo, Benedicto XVI o Bin Laden, Obama o Bush, Favaloro o De la Rua, Caradura o Polisón"

En la semana anterior encontré de manera recurrente en los medios una frase repetida de manera preocupante, de mínima no merecedora de ser soslayada, los rubios presentadores de la TV -porque siempre son rubios y rubias- hablan permanentemente de estar “entre el cielo y el infierno”, esta frase ultra repetida por los jóvenes conductores de noticieros deportivos que en tiempos de carencias de información explosiva optan por mostrar algo más que “jopos” elegantemente armados y fijados, o corbatas rigurosamente ajustadas, intentan diferenciarse, y en medio de una búsqueda que los lleva a ningún destino pasando por ningún lado son capaces de usar una y otra vez frases tan huecas como esta, de todas formas los invito a revisarla, me refiero a aquello de “entre el cielo y el infierno” presentado como una rareza, ¿en realidad se trata de una rareza?.

Cappa está “entre el cielo y el infierno”, pregunto, ¿sus detractores más conocidos no lo están?, hablaban de la presencia del DT del “Bicho”Pedro Troglio refiriendo “entre el cielo y el infierno” sin analizar “un” dato de lo que muestra su equipo, no importa, lo ubicaban allí, donde pareciera que hay lugar para todos lo que ellos quisieran, a Borghi lo sientan “entre el cielo y el infierno” porque su equipo juega a nada, entonces, interrogantes, un equipo con Bataglia en condición de lesionado en recuperación siempre, con Medel jugando de vaya uno a saber que, con Mendez por derecha como turco en la neblina y con Luchetti atajando pelotas en el Arco Iris, ¿puede ese equipo soñar con encadenar un par de ideas conducentes?. Schumacher es otro ejemplo por que está “entre el cielo y el infierno” ya que su Mercedes no anda, ¿donde está la selección de básquet?.¿Se acuerdan aquello de que Manu no quiso estar en el mundial?, adivinen, ¡Correcto!, “entre el cielo y el infierno” como “la oveja” Hernández. Y así puedo seguir hasta mañana o pasado, y me encontraré con que “entre el cielo y el infierno” estamos todos, no faltará uno, estarán todos aquellos que los chicos engominados y las chicas de escotes pronunciados decidan que deben estar tan solo para llenar esos segundos donde se presentan los famosos compactos en la espera de la fecha, y aquellos que no fueron invitados a la mudanza también, por que el nuevo hábitat es… “entre el cielo y el infierno”.

“Entre el cielo y el infierno” quizás también encontremos a los dirigentes, periodistas, hinchas y gobernantes y tantos otros protagonistas como tantos otros habitantes tiene este bendito país, el hecho que a simple vista marca una diferencia exigua habla de la diferencia de ser Dios o el diablo, Benedicto XVI o Bin Laden, Obama o Bush, Favaloro o De la Rua, Caradura o Polisón ser de Boca o de River, esa diferencia habla de ser el mejor de todos y merecer pleitesía o el peor de todos los tiempos merecedor del peor de todos los desprecios y vejaciones, así vivimos, “entre el cielo y el infierno”, en la cuerda floja, en la cornisa o sobre el filo de una navaja, y pareciera que allí se terminar el mundo, un mundo de solo dos colores, blanco o negro, donde sos de derecha o de izquierda, bueno o malo, y la diferencia es cada vez menor, estar aquí o allá, algo que alguna vez se veía como una cuestión divina reservada para solo después de la muerte hoy habla de una cita actual, donde la corriente migratoria marca tendencia y muchos dejan el cielo para instalarse allá, y no olviden esto, aunque suenen las alarmas… ¡no corran, hay lugar para todos!

1 comentarios:

tomeu dijo...

Buenas,

He tenido el agrado de visitar su Web, con lo que debo felicitarle por el trabajo que has hecho, creando un buen blog.

Decirte que voy a ir siguiendo el blog ya que me ha parecido muy interesante. Por otro lado, aprovechar para presentarte mi blog: http://www.doctorapuestas.com/

Agradecería mucho poder aparecer en tu sección de enlaces. En el caso de tener ese privilegio podrías enlazarme de la siguiente forma:
Titulo del enlace: Apuestas deportivas
Url: http://www.doctorapuestas.com/

Por mi parte, no tendré ningún problema en enlazarte de la forma que me digas.
Quedo a la espera de su grata respuesta, a través el correo electrónico: administrador@doctorapuestas.com

Saludos Cordiales,
Tomeu