17 abr. 2011

Demasiado premio para el bicho.


Hoy jugaron en el estadio monumental de barrio Alberdi Ferro y Brown (SV) en el marco del torneo preparación de la liga rafaelina de fútbol 2011, una tarde espectacular, un escenario de excepción, dos equipos que buscan la mejor forma de cara al torneo más importante del año sin dejar pasar la chance de ir por todo en este “mini” torneo.

Lo vivimos a través del relato de Gustavo Georgis y de mi comentario a través de fm 92,9 “Radio Región” y la extensa “cadena de la amistad regional radial deportiva” conformada por más de ocho emisoras de la zona.

Acerca del partido.

Fue raro, Brown era más que Ferro de movida, todo era del verde en los primeros pasajes, aunque en la primera visita de Ferro al área visitante una mano de Ibarra Duarte vista por el juez Simoncini significó un penal para dar un golpe de escena impensado, Abt gritó el primera de la tarde sin importarle que su Ferro era menos que el rival, luego la visita fue por más, con el pibe Saavedra incontenible en la función de enganche asociándose por momentos con Olivera o Arias, con Ramirez o Martín, pero generando siempre aunque sin encontrar la profundidad necesaria para romper el cero. Allí apareció la mano de Beto Medrán para re acomodar las piezas en la mitad y mandar a Meyer sobre Saavedra liberando más a Vaca. Ferro fue poco en la ofensiva, con no demasiado de Sosa y casi nada de Naconechney, Brown fue demasiado en el medio ganado con Arias sobre Clementz y exigiendo a Angel Ortega a transformarse en la figura por mucho de un Ferro que controlaba el partido sin sufrir en el arco de Bergero.


La segunda mitad fue algo similar en su desarrollo, Ferro con poco para lastimar y Brown casi impotente en los últimos metros, y cuando Zurbrigen iba por todo apostando por más gente en la ofensiva perdió por expulsión a Rodrigo Olivera (que había tenido una clara chance de cabeza que terminó en las manos de Bergero) por un manotazo que el asistente Andrés Paniza juzgó de expulsión, Ferro perdió a Ortega por expulsión a la que llegó por exponerse demasiado lejos de su posición habitual, los cambios se sucedieron y en esa búsqueda de súper población de jugadores en ataque del equipo verde Zurbrigen encontró poca claridad, como en toda la tarde, y solo quedó tiempo para que Clementz en una contra armada por Edu Sosa defina extraordinariamente ante Cosa y grite el segundo sobre el pitazo del final.

Quizás es mucho premio para Ferro, o demasiado castigo para Brown que mereció mucho más, deberán trabajar más pensando en el futuro con el aliciente para Ferro de que con las victorias se trabaja con mayor tranquilidad.

0 comentarios: