29 abr. 2011

Una caricia al alma, solo eso.


Unión jugó un gran primer tiempo, pero solo lo ganó 1 a 0, la rutilante actuación del flaco Molina y su gol no le alcanzaron para empezar a sentenciar la noche, fue todo empuje y garra y en eso un Unión mas aceitado sacó ventajas en el juego

Son casi las once de la noche, y el pibe Herrera de buen partido sabe que la sucesión de aciertos y errores en los remates del final lo ponen a él de cara al grito sagrado de campeón, si lo convierte poco le importará sin el torneo trae consigo muchos o pocos laureles, no le va a importar que el equipo jugó un primer tiempo de terror, no le va a importar que en la tribuna apenas hay un puñado de rafaelinos que acompañó la expedición sunchalense, solo quiere convertir, y lo logra, por que el arquero intuye que el remate se mete sobre el palo zurdo, pero intuye mal, Herrera la mete a la derecha, y a festejar, a correr, a buscar alguien a quién abrazar, y no es casualidad que sea Marcelo Werlen el del abrazo inicial, es que esa carrera encierra la bronca de un año de desdichas, esa carrera lleva el sentimiento relegado de un club llamado a ser grande pero que hoy va así, penando en el certamen de ascenso mas federal que podamos encontrar, el club está golpeado en sus entrañas por la mala racha, la que lo acerca al abismo, el club esta golpeado por que el club es fútbol, el 9 es fútbol, y esta caricia al alma invitará a la familia juliense a una noche descanso pleno, una de esas noches que no abundan, el hincha puede soltar esa sonrisa contenida por que los pibes pusieron todo, absolutamente todo.


El “9” se dio un gran gusto, dio una vuelta olímpica bien temprano en el año, cuando todos se están acomodando y las piernas empiezan a soltarse el “león” ya ruge como un campeón, podrán decir que el torneo es chiquito, de relleno o preparación, o quizás un torneíto, lo cierto es que el equipo de Satanás Werlen se llevó todo en los penales y festeja por los pibes que vienen desde abajo con el espíritu juliense corriendo por sus venas, y por un año de frustraciones en el argentino que encuentra una caricia del destino en el paso ganador por Sunchales.

Unión jugó un gran primer tiempo, pero solo lo ganó 1 a 0, la rutilante actuación del flaco Molina y su gol no le alcanzaron para empezar a sentenciar la noche, fue todo empuje y garra y en eso un Unión mas aceitado sacó ventajas en el juego, solo en el juego, Battauz, Calamari y Tarasco de lo mejor en el “verde”, y Galeasso y su combatividad, Herrera y su coraje para jugar, algo de Volken y el buen cierre de los primeros 45´del flaco Corso fueron lo poco que se encuentra en la busca de figuras por el lado del “9”

El “9” fue otro en el segundo, con Dominguez por Guzman y la postura de jugar con un enganche, con un Volken menos intermitente y un Corso entregando todo, el “9” no fue el mismo porque Werlen arriesgó y consiguió lo que quería, igualar el partido desde un golazo de Volken de tiro libre, el partido también fue otro, mucho ritmo, mucha velocidad y vertigo, cada contra podía terminar en gol pero nadie estuvo lo necesariamente preciso para adueñarse del título en los 90´

Una caricia al alma, un mimo, este título "Preparación", o de prentemporada, no es más que eso, el “9” debe seguir transitando por el desierto del argentino A con su sed de paz y su cruz (pesada por cierto) a cuesta y nada cambiará por este título, nada cambiará esta noche, la emoción de Werlen por su título (en le que mucho tuvo que ver) se mezcla con esa dolorosa angustia de esperar por un futuro incierto, es solo una caricia, que no sana, pero alivia.

UNION 1 – 9 DE JULIO 1

Cancha: Libertad de Sunchales.
Arbitro: José Rodríguez (aceptable, debió sancionar un penal en favor de 9 de julio por falta sobre Corso).

Unión: Quiligotti; Battauz, Gaitano, Ferrira y Gómez (Antenori); Tarasco, Calamari, Rojo (Moino) y Benavídez; Soldano (Carelli) y Joaquín Molina. Suplentes: Borgesi y Juárez. DT: Adrián Tosetto.

9 de Julio: Aguilar; Sacone, Galeasso, Arnold y Popeau; Herrera, López, Guzmán (Domínguez y Ponce; Corso (Falcon) y Volken. Suplentes: Aimar, Escobar y Shaffer. DT: Marcelo Werlen.

Goles: 28m PT Joaquín Molina (U) y 7m ST Lucas Volken (9). Penales: Leonardo Moino y Joaquín Molina (U); Nicolás Domínguez, Lucas Volken, Damián Arnold y Matías Herrera (9).

0 comentarios: