21 ago. 2012

Hay café caliente, café, cafeee!


Así fue la mancha que le quedò a Scime por el "accidente".
En el partido de Atlético y Arsenal de Sarandí de hace algunos días, el segundo asistente de Mauro Vigliano ,Ariel Scime, se vió obligado a interrumpir el juego debido a que recibió una agresión desde la zona de palcos que da espaldas a calle Dentesano, con el correr de los minutos supimos que se trataba de café caliente, alguien “le arrojó” café caliente, Vigliano nunca dudó en continuar pero Scime no quería volver a su lugar de trabajo por miedo que se repita la agresión y no justamente por la falta de azúcar edulcorante del cafecito derramado sobre su espalda.

Scime obligó desde su pedido que ese punto vaya de cabeza al informe y Atlético se vea comprometido en un tema que no propició directamente aunque está claramente identificado que el “cafecito” se lo tiraron de un placo local.

24 horas después y mientras hacíamos la diaria por radio Radio Red Del Plata Rafaela se apersonó quien se responsabilizaba del tema ofuscado por nuestro intento de graficar que no se trataba de un barra brava, se trataba de un destacado hincha que ocupa un exclusivísimo sitio dentro de un estadio, un abonado a palco que debiera proceder de otra forma, el amigo irrumpió algo calentito como un cafecito y dijo “fui yo, y no lo tiré, se me cayó porque lo apoyo en la barandita del palco”.
El enérgico rafaelino muy famoso por sus impulsos marcados a la hora de opinar y manifestarse también hablo del compromiso para con el club desde siempre y dijo “yo pagué el palco en cuatro cuotas”, “y ustedes debieran informarse antes de hablar, deben preguntar que pasó antes de decir que le arrojaron café, se me cayó, digo las cosas por que tengo huevos”, lo cierto es que las disculpas y el perdón no alcanzan, parece que a Atlético lo van a sancionar desde lo económico, se lo pregunté y me lo respondió Gabriel Carlucci, además sigue dando vueltas el tema de una posible sanción deportiva podría recaer sobre barrio Alberdi, algo que aún no se descarta.

Si bien no hay que llorar sobre la leche derramada (en este caso el café derramado) pregunto, ¿quien paga los $80.000 que podrían venir de multa?, ¿el club?, ¿o el enérgico simpatizante que paró mal el vasito y se le cayó “justo” encima de el asistente Scime?, bueno, hay un problema por resolver en Alberdi, hay una mancha sobre el proceder el club (y no de cafè justamente), hay un persona identificada que se hace cargo y hay café caliente, café, cafeee! (para mi con dos de azúcar por favor).

Les dejo el tema para que lo puedan seguir charlando con amigos, donde quieran, que se yo, ¿en una mesa de café?, ¿porque no?, jajajajaja..., Abrazo!

0 comentarios: