3 mar. 2013

Era de Atlético, pero no pudo con la apuesta Cervecera.

Lo pudó haber ganado el equipo de Burruchaga, era de la crema, porque si bien jugó mal en gran parte del partido la ventaja en el marcador conseguida en gran parte de la segunda mitad lo dejó siempre cerca de quedarse con todo, pero no pudo con un Quilmes herido y un Cauterucio brillante que lo empató en el cierre con un gol encontra de Fontanini. Burruchaga puso a Grazzini que solo respondíó con frialdad, y la crema en ese instante renunció a llevarse todo. Pudo ser Atlético, pudo ser.

Pareció ser una de esas tardes donde el tren de las posibilidades se detiene y se torna altamente sencillo suvirse a los sueños de permancer, pero no, no fue el caso de Atlético, al que le resultó muy difícil jugar a algo, estuvo impreciso, fue superado y no logró mantener una diferencia que logró lícitamente aprovechando las flaquezas que Quilmes también tiene en el fondo.

Después de un primer tiempo con supremacía de Quilmes, que además contó con las chances de marcar, Atlético arrancó la segunda mitad encontrando la ventaja desde los pies de Eluchans que conecto luego de una notable aparición de Vera en el partido. Quilmes intentaba acomodarse pero en un rato recibió otro baldaso de agua helada, porque Rodriguez Rojas hizo un gol con una gran carga de espectacularidad, con un preciso remate desde el borde del área mayot.Pero la alegría duró un puñado de minutos, no más, porque Menéndez conectó un cabezaso entre los espectantes centrales de Altético por sobre una no del todo buena salidad de Sara y el partido pasó a estar 1-2. Con Quilmes descontando a tiempo el partido parecía volver a estar abierto, pero llegó el debutante Dominguez para poner el 3-1 y la tentación a decir que el partido esta cerrado para Atletico, que se lo quedaba si o si porque QAC ya no lo podría revertir. Pero con Cauterucio en cancha el gol esta al caer siempre, y el uruguayo lo devolvió a la vida en el partido al dueño de casa por el 2-3. Quilmes por De Felipe paso a atacar con tres hombres pero sin desarmar la línea de cuatro defensores. Atlético ya con dos líneas de cuatro no pudo sostener la diferencia porque en una jugada de lateral antes del cierre Fontanini no pudo evitar convertir en su propio arco y dejar el partido 3-3.

¿Por qué lo ganaba?
Atletico ganaba porque con Vera Mendez y Gonzalez primero y con Jontahan Lopez después desnudó todas las felaencias que QAC tiene el fondo, con un Olivera algo permeable, con un Martinez figura con la pelota pero a veces perdido sin ella más un flojo Goñi. Esa buena presencia en la ofensiva no lo debaja en paz a QAC en el fondo. La crema lo ganaba porque además había encontrado el gol y además porque Mansilla y Leandro Diaz ya no eran protagonistas.

¿Por que no lo ganó?
Atlético no lo ganó porque jugó mal de principio a fin, porque le costó entregarle la pelota a un campañero siempre, porque se escalonó mal atrás, y por sobre todo porque su tecnico decidió no atacar más con dos hombres y RENUNCIO, puso a un desganado Grazzini que no aportó nada, entró muy frío a un partido muy caliente y su equipo pagó su pasividad y FRIALDAD PARA JUGAR. Atlético no lo ganó porque Burruchaga no pensó en Fissore para cerrar el juego, no pensó en poner más gente con oficio para marcar y lo dejó a QAC transformar en un callejón despoblado la mitad de la cancha para ir por Sara.

Atlético dejó pasar dos oportunidades demasiado importantes, de esas que no se repiten, de esas que no vuelven, Burruchaga apuntó a los jugadores en la conferencia y se excluyo de las responsabilidad en el empate con sabor a derrota, una cuestión que no responde a lo que ocurrió en QAC donde a Atlético se le esacpó una tortuga en un pasillo, de no creer.




0 comentarios: