21 jul. 2008

En la Banca Rota

Una realidad que choca fuerte y que impacta desde el mensaje que envía al ambiente es la manera en la que contrastan las realidades de los equipos rafaelinos que van a disputar los torneos de ascenso mas importantes de nuestro país, Atletico que irá por el ascenso a “la elite”, 9 de Julio que irá por su sueño de “B” Nacional y Ben Hur que irá por pasar rápidamente por el Argentino “A” para “volver” a la segunda categoría, en realidad, ¿quiere volver?, por que va demostrando paso a paso un interés solo desde lo verbal, no así desde los hechos. Es decir, la época del año marca que por estos días, a treinta, día mas día menos, del inicio de las competencias, se debe estar midiendo fuerzas mediante los mal llamados partidos amistosos, esos encuentros de precompetencia son quizás el indicador mas claro de que la espera termina para dar lugar al inicio de los “choques por los porotos”, claro que si esos procesos por diferentes motivos se debieron alterar estamos en presencia de una situación atípica, la misma puede presentar un atraso o una adelanto de un par de días, no mas que eso, ahora, cuando todos están trabajando hace veintiún días y vos aún no tenés entrenador, tal es el caso de Ben Hur, tu futuro en la competencia bien puede decirse que está comprometido. Se entiende claramente que hay otras prioridades para una institución que está en la banca rota desde lo financiero-económico, mucha gente aún se pregunta por sus ahorros, que en muchos de los casos es lo mismo que decir sus sueños, mucha gente quiere saber como ese club o mutual, esa mutual con club, o las dos cosas, o ninguna de las dos que un día lo sedujo para depositar parte de sus esperanzas en la vida hoy ya no existe, y en su lugar solo ruinas, y entre esas ruinas habrá un par de disciplinas que se empeñan por emerger, el Basquet y sus números claros, allí siempre uno mas uno es dos, y el futbol donde uno mas uno es todo lo que el lider de turno desea. La historia marca que no habrá una madrugada con el voto salvador de Julio Cobos, ese que al despertar nos invite a pensar que todo fue una pesadilla y que gracias a Dios llegó a su fin, no habrá un “mi voto no es positivo”, no sonará esa frase que retrotraiga todo a marzo o a la fecha que mejor quede, es hora de asumir que el estado de banca rota alcanza firmemente lo deportivo. Cuatro son los futbolistas que consiguieron su libertad de acción desde la imposibilidad del club de saldar una deuda, no del todo importante en su monto por cierto, y la lista de hechos que se suceden como lógica consecuencia del caos parece no tener fin.
Atletico ya juega contra caras que no se ven todos los días, para arrancar el último segmento de la espera y lo mismo hace “el 9” por que la organización institucional y deportiva de ambos sin ser brillante lo permite, Ben Hur no, parece que su gente ahora lo sufre y se preocupa, la ventaja es demasiada, después costará, pero esto es futbol y ese hincha que nunca quiso ver que alguien introducía un elefante en el living tal vez se vuelva a conformar con alguna victoria en algún clásico en alguna etapa del campeonato y quizas eso alcance para seguir viviendo feliz en el país de nunca jamás.
La competencia está virtualmente "encima", y por el sur no hay movimientos, todos atrincherados, claro, ya sabemos como sigue la historia, llegará el momento de que alguien diga “si quieren venir que vengan, les presentaremos batalla” y otra vez un puñado de futbolistas deberán salir desprovistos de toda armadura a exponer su honor, dignidad y la otra mejilla cada semana.