25 jul. 2008

El Hombre Tranquilo


No es John Wayne en “El Hombre Tranquilo”, aquella memorable película de los años 50 que se llevó un par de Oscar de la Academia de Hollywood, el protagonista de esta historia es Carlos Marcelo Fuentes, nacido 5 de mayo de 1960 en la ciudad de 25 de Mayo, provincia de Buenos Aires, hoy entrenador de Altetlico de Rafaela, cauto, medido, parece haber recibido en su infancia un claro mensaje, “hablar solo lo necesario”, si en realidad fue así, el mensaje llegó y se interpretó.

Lo demuestra en cada charla, en cada reportaje, se destaca por inteligente declarador, medita en “una decima de segundo” lo que escuchó y responde, hábilmente, y a cada línea sustancial le adiciona un “estoy tranquilo”, o “siempre estuve tranquilo”, nunca falta el término “tranquilidad” en algún diálogo, está claro que el entrenador quiere que el hincha se alimente de ese mensaje, que es lo que lo va a llevar a un destino que no sea el de la desesperación por la no llegada de “él” delantero,la no contratación de un arquero experimentado, o aquel líbero que sea el patrón de su área, si se lo propuso como línea a seguir, la está respetando a “rajatabla”.

Ahora, detrás del hombre tranquilo que hay?, hay un sustento? La tranquilidad es real?, amigos del fútbol, entremos en el “mundo Fuentes”, cuando el proceso estaba en pañales los dirigentes le trajeron una “selección” de lo mejor de la B Nacional en materia de mediocampistas, estaban Ribolzi, Juarez y llegan Zanabria, el mejor “5” de la categoría, Esteban Gil y su ascenso fresco en el recuerdo con el “Santo tucumano”, Cáceres que es un jugador conocido por el entrenador, Cravero, un jugador del que se tienen buenas referencias, Merlo y las expectativas que genera su llegada, es decir en ese sector está para “descorchar”, siempre hablando en “los papeles”, después el fondo es otro tema, con Carnielo en recuperación, aunque con el alta, hay nombres con algo de inexperiencia, Fontanini es uno, y adelante, se queda “Jhony” Lopez (parece al menos) y eso se muestra como un indicador para la ilusión, todavía no se cierra el período preparatorio, pero el “DT” lee que el tema viene bien, habrá que esperar para saber si lo de los partidos mal llamados amistosos, con aceptables actuaciones, es una muestra que permita ser tomada como referencia

Uno entiende que si bien los refuerzos no llegaron en cantidad, como debiera ocurrir siempre, sí llegaron en calidad, el “rótulo” se lo ganan por lo hecho últimamente y entonces sí uno se permite creer que dentro de ese termino se guarda la seguridad con la que trabaja un entrenador que fue la segunda opción de los dirigentes (el “1” lo tuvo Carlos Trullet) en su momento, y que ahora cuenta con una base que pinta estar bien reforzada, para ilusión del hincha, para actuar como factor de seguridad de los integrantes del plantel y para darle esa tranquilidad de su entrenador predica a cada instante.

0 comentarios: