11 jun. 2009

Clasificaremos.


Le cometen penal a "Carlitos", luego el remate no sería bueno, era una gran chance de "romper" el partido. Foto:Aníbal Greco LA NACION

No terminó siendo buena la salida por Quito, personalmente me pasó algo que nunca hasta aquí, aprecié visualmente algo que no se marcaba tanto en otras oportunidades (al menos me parecía), me refiero a los efectos de la altura sobre el balón, se veían eso piques estériles detrás de una pelota casi inalcanzable, esos remates con una asombrosa rectitud desde principio a fin, la Argentina jugó bien, me gustó el compromiso con el que asume estos partidos, la capacidad de adaptación, ver a Gago de punta en blanco en el minuto 90 toda vez que lo veo jugar para el Madrid, contrastaba rápidamente con el pibe de barrio y sediento de gloria de ayer en quito tirándose de cabeza a cada balón, la diferencia está,

Tevez volvió a transpirar todo mas allá del penal que debió patear Messi, por que el arquero (un 4 de copas en el fútbol argentino, exiliado y resucitado en Ecuador) se sabía una victima del “pulga” en el remate, pero apareció Teves y no el ganador de todo en el mundo hoy por hoy.

Heinze devuelto a la posición en la que más rinde volvió a mostrar jerarquía de selección, defensivamente el equipo no extraño a Mascherano y cobijó sin apuros el debut de Otamendi, Andujar volvió a ser importante.

Diego les devolvió el creer, el saber que se puede en lo colectivo sin ser un manojo de estrellas que solo para por la Argentina para reventar la noche en “Cocodrilo” o “Esperanto”, y que el amor por esta camiseta puede estar no se si por encima, pero al menos a la par de los grandes contratos que le entregan sus clubes de otro mundo, usted sabe que soy crítico con el “10”por que lo amo, y sigo pidiendo a Ruggeri u otro entrenador que se sume al cuerpo técnico para poder nivelar el costado “motivaciónal” que solo puede aportar el dueño de la celeste y blanca con el estratégico donde defecciona, donde aprenderá de errores en un momento en el que los errores se pagan carísimos, falló frente a Colombia y ayer quizás apostando a Verón por Jonás de movida el equipo hubiera tenido esa claridad que le faltó para cerrar alguna de las muy buenas jugadas que armó.

Está difícil, quedan cuatro finales pero entiendo que es posible, solo si puede ajustar algunas cuestiones tácticas, ayer el equipo hizo un gran partido ante un tibio Ecuador que explotó al máximo “ese” tiro de media distancia del que carecimos nosotros (Verón entró tarde) y los famosos ultimos veinte, creo que está en buen camino, le tocó sacar del fondo a un equipo víctima de una mala praxis de Basile (otra mas) , no nos olvidemos de ello, por favor, nos nos olvidemos de donde venimos por que de esa forma sabremos que es posible llegar a la meta, llegar al mundial



2 comentarios:

Anónimo dijo...

Y dónde quedó eso de "la mayor de las objetividades y el profesionalismo"???

Ah... ahí nomás, en el perfil.

Gabriel F. Santillán dijo...

Mi comentario es profesional y objetivo, y entiendo además que como argentino me puedo permitir entregar mis sensaciones de cara al futuro. Confío en la clasificación, en otra oportunidad agradeceré dejes a un costado el anonimato para expresar tus opiniones.