2 ago. 2009

Se recupera satisfactoriamente


Iván Mauricio Juárez, jerarquía y expericiencia en Altético por una año mas, aqui frente a Unión de Sunchales (foto: Rafaelafutbol.com.ar)

Cuando aún las heridas recibidas como consecuencia de la peor de todas las tardes, la del 12 de julio de este 2009, aún no cierran y sangran todavía esa sufrida víctima llamada Atlético de Rafaela intenta dar los primeros pasos en lo que podemos denominar el “post trauma”, el paciente intenta subsistir sin el respirador, intenta olvidar ese tormento, ese instante en el que le arrancaron el corazón con tan solo un par de centros no interceptados y junto con el todos los sueños, esta claro que aún se teme por que los signos vitales se desestabilicen debido a lo fresco del recuerdo, ese recuerdo que no se va, que se instala y pareciera que solo claudicará ante la llegada de alegrías realmente importantes por Alberdi.

La tarde del 12 de julio está allí, parece que la podemos revisar con tan solo mirar sobre nuestros hombros, nadie la quiere nombrar, es como si se tratara del paso de un espíritu maligno casi imposible de combatir, pero en medio de la “tierra arrasada” se avanza y como las instituciones se agigantan en las derrotas a la salida abrupta y sorpresiva del metódico Carlos Marcelo Fuentes lo siguió con asombrosa (aunque desprolija) correlatividad la llegada de Carlos Trullet , entrenador de jerarquía si los hay, es decir, se lo puedo resumir diciendo que por una puerta salió Fuentes y por la otra entró Trullet que dicho sea de paso vino tan rápido para Rafaela que se cuenta por allí que no tuvo tiempo de decir al menos “hasta luego” en Ferro (su club en ese momento).

Ya se jugaron un par de amistosos con resultados que a nadie le importa, y ya aparecieron nombres que como casi siempre resuenan desde sus apellidos, desde sus laureles y con mas fama por los contratos que logran cerrar que por los resultados que terminan por brindar y creame que como ya tengo las manos calcinadas por someterlas por la “bruja Moreno”, “los Comizzo” o “los Bazán Vera” en esta prefiero decir… paso, esperemos a verlos en el “verde césped” como decía “el feo”, Angel Amadeo Labruna .

Ellos son Maxi Bevacqua, Gigli, Castro, Marclay, Fede García, De la Fuente y Trullet (que no es el entrenador, es el hijo del DT) , lo cierto es que habrá que esperar a ver como se las arreglan para enfrentar una vara que está muy alta desde “el vamos”, sabiendo que en las calles de una ciudad que desde hace un tiempo se respira fútbol de verdad solo se habla de tapar la amargura de La Plata con un ascenso en 2010, la dirigencia se movió rápido aún entre los escombros de la promoción, resolviendo de manera efectiva y práctica la llegada del entrenador, con idéntica agilidad con la que le dijeron “gracias por los servicios prestados” al anterior DT, políticamente impecable, nombres de experiencia para un año duro, el que vendrá, nombres que invitarán al simpatizante a putear hacia adentro de la cancha si “no se da” y no hacia el palco de los dirigentes, entonces, ¿esto es abrir el paraguas?, quizás, lo cierto es que si estos nombres no funcionan los Zampedri, los Fraire o los Depetris pasarán a ser los salvadores otra vez demostrando que todo está inventado y que el margen para el descubrimiento de fórmulas mágicas está altamente reducido y que los paraguas a veces... también tapan el sol.

El enfermo está de pie, y ya se plantea objetivos, por que esto es así, por que la que no se mancha no se detiene y por que aquellas lágrimas del hincha desaparecieron de un rostro en el que ahora solo se ve expectación y ansiedad, por que para encontrar una mueca de optimismo habrá que esperar a que la cicatriz aparezca, y para eso amigos falta, todavía falta.


0 comentarios: