13 feb. 2012

Atlético Rafaela y un debut para soñar grande.

Atlético le ganó a Banfield por una diferencia importante desde el resultado, y desde el trámite también, siempre fue un poco más, siempre, aún cuando Da Silva decidió iniciar el partido con tres atacantes obligando a Atlético a modificar su idea primaria de jugar con tres atrás y pasar a esperar con cuatro hombres en el fondo.
Fissore rompió un partido que se perfilaba como parejo a través de un golazo desde el borde del área y después el equipo de Trullet supo como llevarlo. Sara fue protagonista de intervenciones brillantes y va bien alto a un podio en el que no pueden faltar ni Fontanini ni Gandín, la firmeza en el defensor fue gran bandera de la victoria cremosa y el Chipi nunca falta a la cita, siempre aporta como en la tarde de ayer.
Rapallini dirigió el partido y desde un enorme error pitó una infracción cometida fuera del área como penal a favor del dueño de casa y Atletico con un dos a cero por el Chipi Gandín  empezó a cerrarlo. Banfield no se merecía ese desacierto del juez, ni Rafaela, ni el espectáculo, ni nadie, a la crema le sobraban atributos para ganarlo sin esa ayuda, a Banfield no le sobraba nada y eso terminó dejándolo fuera de combate.
Atlético volvió a ganar en casa, arrancó con el pie derecho un torneo que se muestra como exigente, en el que no se pueden cometer errores ya ayer aún sin una de sus principales figuras –Castro con un problema personal- sumó de a tres y sueña con quedarse en primera un año más.

0 comentarios: