19 mar. 2012

Atlético de Rafaela, en el fondo.

Se terminó aquel colchón de puntos que le permitía a Atlético tomarse algún respiro en medio de sus muy buenas actuaciones, es que ya no hay buenas actuaciones y los puntos acumulados al dividirse en busca de un promedio salvador son cada vez más escasos, el promedio se redujo y el abismo se aproxima. Ese es el escenario, sobre él un Atlético con nuevo entrenador después de una semana donde parecían no terminarse los trapos exhibidos al sol de un plantel que escondía múltiples diferencias con su entrenador, era casi una misión imposible que ese equipo sepulte todos los males en tan poco tiempo, y quedó demostrado, claramente demostrado.

Ordenado, pero sin ambiciones.

El primer segmento de 20´ lo mostró a Atlético ordenado, pero sin contar con el arco de enfrente dentro de sus objetivos, Gandín y Castro  lejos de todos, inofensivos, porque el equipo resultó demasiado largo, con un enorme espacio entre líneas muy bien ocupado por un Newells que fue de menos a más en el partido, lo fue superando a Atlético hasta hacerse del mediocampo, allí donde los de Forestello no mostraron ni un gramo de presencia, luego fueron por una defensa endeble y floja, que miró ante la primer conquista de la Lepra, un centro tirado desde la derecha del ataque local y desde la izquierda de la defensa de Atlético –como lo hace todo el mundo- para un notable cabezazo de Sperdutti –como el de Jara días atrás, igual- para poner lo que sería la diferencia final desde el oportunismo del gordo Sperdutti  y  la “atenta” mirada de Fontanini.
En Atlético los laterales no pasaron jamás, en el centro de la cancha tubo en Cáceres a un jugador sin la capacidad de sorprender como tantos otros, y la inconexión, si, la inconexión entre líneas como enorme bandera. Newells generó más de una docena de situaciones de gol que por falta de pericia en la definición y/o intervenciones de Sara no pudo transformar en una diferencia humillante en el marcador tanto como ya se observaba en el trámite.

El jugador de Atlético está mal, realmente mal.

Se salva Sara por su buen momento, su aporte es bueno más allá de esa tensión a la que está sometido durante todo el juego, pidiendo off-side o peleando con un rival, o queriendo salir por una lesión y no saliendo después en una enorme tomada de pelo para su relevo –Carranza- , después , que decir, Fontanini miró en el gol leproso, Bavaglio ni siquiera es caudillo, Zbrun no puede salir del fondo que tocó hace tiempo y Cáceres, hay Cáceres!, a veces no puedo creer que alguien lo exponga de esa forma poniéndolo en cancha, los rivales pasan a su lado sin siquiera recibir una palmada por parte de él, y hay quienes lo ven jugar bien -¿Cómo hacen a verlo de esa forma?, ¿qué le ven hacer bien?, ¿cómo?, ¿cuándo?-, Carrera necesita tiempo ya que su jerarquía está comprobada, Fissore no está para jugar en la divisional, Iriarte necesita jugar porque sin ritmo aporta nada, y Castro y Gandín fueron dos exiliados en un régimen altamente austero en ideas futbolísticas y acompañamiento. A la hora de las variantes el equipo no reaccionó, Carignano entró bien pero no pudo con la improductividad del entorno, Gaitán remplazando a Castro ingresó para alimentar un esquema con dos atacantes pero uno ya estaba desgastado –Gandín- y Paveti no encontró jamás el balón –como todo el equipo-.

Futuro que preocupa.

La idea de Forestello debe ser abortada, el plan B no va, el técnico de jugar como siente que sus equipos deben jugar, y punto, se está a tiempo y debe intentarlo. Enfrente estará San Lorenzo y el infierno que lo rodea desde el pésimo arbitraje de Abal, pero la realidad es que el cuervo se muestra en ascenso, no tan marcado pero ascenso al fin. Vuelve Juarez y uno entiende que jugará más allá de verlo distante de la posibilidad de hacer un buen aporte, quizás vuelva Carniello, quizás el equipo consiga encontrarse. Lo veo mal y el equipo no logra disimularlo, está flojo de ánimo, se lo ve golpeado, ¿influye la aparición de la política en un club donde no existía?, ¿influyen las declaraciones de Trullet exponiendo el accionar de algunos jugadores en su proceso?, preguntas, solo preguntas, un par de preguntas más en un mar de interrogantes llamado Atlético de Rafaela.

0 comentarios: