12 mar. 2012

Se fue el más exitoso, y el más terco también.

Desde el mismo instante en el que Jara cabeceó al gol el primer centro bien tirado en Unión de Santa Fe Carlos Trullet dejó de ser el técnico de Atlético de Rafaela, en ese instante se fue, es que en ese cabezazo de Jara se encierra el momento que lo resume todo, saltaron dos expertos en el juego aéreo y prevaleció el de mejor momento, el de mejor presente, Jara sobre Carniello y Sara casi que sale en la foto, allí se fueron todos, su equipo primero y él después.
Es que ya no tenía respuestas ese puñado de muchachos, buenos muchachos, aunque de presente flojísimo en el juego, Juarez ya no aporta y Castro tampoco, Cáceres y su corazón valiente se arrastran, que decir de Carniello al que muchos llaman crack sabiéndolo un muy buen futbolista y nada más. El técnico dice después del 0-2 ante el Tate que mientras obtenga respuestas se queda, me pregunto, ¿Cuándo entregó la última respuesta el jugador de Atlético?, hace mucho tiempo, mucho tiempo. Hay otras bajas notas, como la de Filomeno o Juan Fernández, y otros, casi todos, inocentes en esto de estar en el equipo aún con un nivel pobrísimo, el culpable es el porfiado del entrenador, obstinado en que jueguen quienes ya no deben hacerlo.
Anoche el agua llegó al cuello, algunas trompadas poco habituales en la platea techada y los cambios en el equipo aparecen, entra Niz para un 4 -3 -1 -2 que lo revierta todo pero en un rato de la segunda parte aparece Depetris en cancha por Carniello y vuelve a modificar, rarísimo, y ese pibe Depetris demostró que estaba para ser titular, algo que el técnico en la semana jamás notó, como no advirtió que Duttari debe ser titular, como que Iriarte y Carreras deben jugar, como que no menos de tres jugadores deben salir, el técnico debió advertir todo esto, como que Jonathan López tiene nivel para esto y lo demostró frente a River el sábado jugando en Defensa y Justicia, ¿el técnico no ve o no quiere ver?, y ahí empieza todo.
Hubo un gol mas, de Magnín, para cerrar una historia de felicidad en el Tate de Santa Fe, fue 2 -0, una noche mágica de Unión para ahogar penas de ocho partidos sin ganar, y para irse mintiendo a sí mismo que el equipo está bien cuando atrás es un desastre y tiene mucho por mejorar.
O cambia o lo cambian, y punto, eso resonaba en las esquinas de la ciudad desde hace semanas, y lo cambiaron por que el bueno de Carlos decidió morir en la suya, o con las botas puestas como dicen otros, pero lo llamativo de esto es que más allá de las formas el DT decidió morir antes de modificar lo que venía haciendo, una porfía inconducente, o en todo caso conducente, conducente al final.
Nadie banca a Trullet, agotó a la gente, a los jugadores, sus peleas con Juarez y algún otro (Castro?)no tienen marcha atrás, no hay salida a una situación de extrema gravedad, diálogo cortado y caras largas, escasa respuesta de los jugadores y poca capacidad de visualización de la realidad por parte de un PORFIADO DT son los causantes de un adiós en tiempos apresurados solo por el cabeza dura de Trullet.
Carlos Alberto Trullet es el entrenador más exitoso de todos los tiempos del fútbol de Atlético de Rafaela, y el más porfiado también, ya nadie lo duda.

Un Yagui suelto en Rafaela.
Rubén Dario Forestello es el máximo candidato a ser el DT de Atlético, “tiene consenso en el plantel” me decián hace una semana, cuando también me decían que este fin de semana estaría en Rafaela para hacerse cargo del plantel entre lunes y martes, por indicación de Eguiazu, lo cocinaron una semana antes, siempre supieron que el ciclo de Trullet estaba agotado. ¿Qué falta?, que Forestello arregle su salida de Santamarina, debe negociar con Bosio (su hermano es el máximo referente de la AFIP) a quién el poder y el dinero no son cuestiones que le falten en su perfil de dirigente, pero está claro que cuando un DT se quiere ir, simplemente se va.

El incorruptible en la ciudad.

El partido fue dirigido por el incorruptible Sr. Pezzota, al que nadie jamás sobornó ni sobornarán, el denunciante de los barras de River el mismo día en el que River se fue al descenso, la misma tarde en la que se equivocó tanto como siempre no cobrando un enorme penal en tiempos en los que River podía cerrar el partido, lo vi de cerca, y les cuento algo, me da asco y el muy cara rota anda por la vida como si nada, como si nada.

Síntesis
Estadio: Monumental.
Arbitro: Sergio Pezzotta. Asistentes: Diego Bonfa y Gustavo Lerchner. 4° Arbitro: Gastón Suárez.
ATLETICO: 1-Guillermo Sara; 2-Oscar Carniello (61m 13-Rodrigo Depetris), 3-Lucas Bovaglio (cap), 21-Fabricio Fontanini, y 24-Juan Fernández (45m 28-Pablo Pavetti); 7-Walter Serrano, 8-Iván Juárez (45m 30-Alexis Niz), 5-Germán Cáceres y 10-Nicolás Castro; 19-Darío Gandín y 32-Lucio Filomeno. Suplentes: 31-Jorge Carranza, 16-Matías Fissore, 26-Sebastián Carrera y Walter Gaitán. DT: Carlos Trullet.
UNION: 25-Enrique Bologna; 16-Rodrigo Erramuspe, 14-Juan Pablo Avendaño (cap), 6-Nicolás Correa y 2-Juan Pablo Cárdenas; 7-Fausto Montero (74m 29-Alejandro Pérez), 13-Pablo Míguez, 18-Matías Donnet (55m 24-Alexis Fernández) y 11-Jorge Velázquez; 23-Diego Jara y 12-Pablo Magnín (78m 8-Juan Pablo Pareyra). Suplentes: 1-Alejandro Limia, 3-Juan Ignacio Cavallaro, 19-Mauro Maidana y 30-Fabricio Núñez. Frank. DT: Darío Kudelka.
Gol en el primer tiempo: a los 40m Diego Jara (U).
Gol en el segundo tiempo: a los 11m Pablo Magnín (U).
Amonestados: Germán Cáceres, Iván Juárez y Fabricio Fontanini (AR), Rodrigo Erramuspe, Pablo Míguez y Nicolás Correa (U).

0 comentarios: