7 may. 2012

Boca paseó por Rafaela un sistema que apesta.


Pasó Boca por Rafaela, no fue un fin de semana más, fue un fin de semana en el que se agudizó la decadencia del arbitraje en la Argentina, donde más que nunca con un Boca exigido por resultados que lo empujaban a sumar Maglio, el poco serio árbitro de la noche, mostró sus obligaciones para con la corona y cerró el partido con un desacierto tras otro, adicionó más de lo necesario, en todo caso, lo necesario para que Boca llegue a la igualdad.

El sistema da asco, desde donde se lo mire, ayer asistimos a un horror en Rafaela desde todos los aspectos, en lo deportivo por el desastre de un empleado de esta mierda, como lo es el impresentable y decadente Carlos Maglio, el tipo dejó pegar a Carusso todo lo que quiso, inclusive una patada desde atrás de expulsión sobre Castro , el tipo no le cobró infracciones a Gandín y lo amonestó por protestar mientras que los de Boca se le cagaban de risa en la cara y jamás mostró tarjetas, el flaco este no cobró un penal de Carusso en el que se llevó la pelota debajo del brazo al corner y en esto tuvo mucho que ver Bonfa, Yamil Bonfa, uno de los tantos jueces asistentes no videntes del fútbol argentino.

La prensa también sostiene el negocio Boca, con sus opiniones tendenciosas, con su postura dictada desde las cabezas de un club que tiene que ganar a cualquier precio, ¿alguien se imagina a un Boca perdiendo?, de que hablan Toto Aguilera, “Costas”, “Lento”, Arévalo y tantos otros, por eso tiene que ganar y ganar, en medio de ello el sistema hace sus necesidades sobre todos nosotros los que hacemos periodismo objetivo desde el interior del interior.

 Anoche a Boca lo arrinconaron en el final y los medios dijeron otra cosa, Falcioni salió y mostrando su fruncido rostro dijo en pocas líneas “cometimos dos errores y Rafaela nos convirtió”, MENTIRA, FALCIONI MIENTE, y como piezas de dominó los empleados pusieron mano a la obra, él del hablar ampuloso aunque poco verborragico Toto Aguilera empezó a repetir sistemáticamente “Boca jugó bien, todos jugaron bien, Rafaela aprovechó dos errores y pasó a ganarlo” y detrás Arévalo y “Costas”, esto no me lo contó nadie, lo vi yó porque estuve allí, detrás de él el resto de los monigotes a sueldo repitiendo como loros.

Maglio perjudicó a Atletico, tremendamente, pero se fue contento con su alma, si es que en realidad la tiene, ya que aportó a la corona con su arbitraje tendencioso, con decisiones tomadas a la distancia, con un estado físico que no le permite seguir de cerca el juego aún en Rafaela, con su vista gorda siempre, con su indignidad a cuestas.

foto: Gustavo Conti.

0 comentarios: