5 sep. 2010

Aquí no ha pasado nada.


Es la sensación que muchos tenemos, que aquí no ha pasado nada, nada de nada de verdad, pareciera que Maradona pasó jamás por el banco de suplentes de la selección, que Messi no se paró frente al mayor desafío de su carrera o que Heinze no se cruzó nunca con la prensa desde su prepotencia de futbolista adinerado aunque poco ganador y limitado, está latente esa sensación de que nada pasó, pareciera que no festejamos los goles de Higuaín, pareciera que Verón nunca se quedó fuera del partido que debió jugar o que Diego no leyó esa impresentable nota escrita por “vaya uno a saber” a manera de despedida de su primer y último ciclo de entrenador en la selección.

Esto es la Argentina, se los recuerdo amigos, como para evitarme varias palabras o frases aclaratorias, Don Julio y su pandilla se ven favorecidos por una patria “olvidadiza” y obsecuente de su poder, ellos saben que la memoria está vacía, ellos saben que lo que pasó está guardado, pero en la papelera de reciclaje, ¿qué pasó con Segura? , ¿Dónde están los encargados de auditar un proceso impresentable desde el juego?, ¿juego?, impresentable además desde el trabajo, ¿trabajo?, y desde la poco seria organización con aquellos juegos amistosos de circo barato paseándose por el país, no están, desaparecieron todos, esa auditoría corrió la suerte de la de Pasarella a Aguilar en River, murió antes de nacer, no se pueden “romper ciertos códigos” de este gran negocio, los que tantos defienden y hasta transforman en conceptos Bíblicos, esas auditorias que no auditan son las que se imponen hoy por hoy y no nos permiten saber la verdad, solo tapan con tierra toda la mierda de quienes manejan una selección bicampeona del mundo que atraviesa su peor momento de la historia desde lo político-deportivo.

En medio de todo esto, un nuevo proceso arranca -de verdad- frente a los españoles campeones del mundo, pero con un entrenador que se siente firme en su puesto aunque su buzo tiene bordada la palabra “interino” y eso es muy malo, nada está claro, citaron a Zanetti y Cambiasso cual mensaje al proceso anterior y el resto será solo repetición de los nombres del papelón frente a los alemanes, la redonda vuelve a rodar en medio de los escombros, en medio de la destrucción total se intentará levantar todo lo caído por mas difícil que parezca, y si en realidad es cierto aquello de que los pueblos que desconocen su pasado no puede pensar en su futuro, pobre de nosotros que ni siquiera tenemos un presente. Y más allá de los nombres y los dirigentes Vamos Argentina… ponga huevo que aquí no ha pasado nada.

0 comentarios: