6 nov. 2008

El mártir del fútbol.


A usted, si usted hombre del fútbol, usted que es el que todo lo sabe, que todo lo predice, usted que ya sabia quien ganaría, usted que es el técnico de técnicos, si a usted le pregunto, ¿estuvo parado alguna vez frente a alguien que tan solo quería destruirlo, desprestigiarlo, ridiculizarlo, despedazarlo?, ¿estuvo cara a cara alguna vez con alguien que entre sus intensiones aparecía como prioritario fusilarlo sin el beneficio de la voluntad del final al menos?,espero ser claro, haber, ¿se encontró alguna vez de pie ante alguien que desde doce pasos intenta perforarlo con un misil?, imagino que si, ¿a quien no le sucedió?, estoy seguro que alguna ves transitó sobre la delgada línea que separa el éxito alcanzado de la mas amarga de las frustraciones. Si a usted nada de esto le ocurrió, es por que nunca le tocó “ir al arco”.

Su destino está emparentado con el sufrimiento siempre, de él todos son verdugos, con un gol implacable o un tonto toque al fondo de la valla alcanza, si se le escapa es por que tenía manos de manteca o por que se le agujereó la bolsa, o simplemente por que salió mal, ¿y lo de los penales?, ¿quién lo entiende?, el que hace la infracción no es el que se expone a la rabia del rival que si puede lo corta en dos con el balón, es el arquero el que paga, ahora… si la saca de un ángulo estará brillante, aunque la foto jamás la encontraremos en la tapa, ¿por que?, está claro, es que el tipo aguó la fiesta.

Si hay un quehacer ingrato como ningún otro, es este, vaya castigo tener el uno en la espalda, creo que el número es el que indica que ante toda falla colectiva será el primer imputado siempre, aquí a unas pocas cuadras de nuestras casas parece haber una usina generadora de guardianes de la portería, donde está el secreto nadie lo sabe, dice estar guardado bajo siete llaves, no lo se, solo se que en barrio Alberdi levantas un ladrillo y te sale un arquero, te grita mía, y se queda con el útil, como será todo de llamativo lo que sucede allí que hasta se da algo pocas veces visto, repasando no se si encontraríamos a dos guardametas de la casa peleando mano a mano por quién se para en el sitio menos deseado.

No debe ser sencillo para los pibes hoy, pienso en Gabriel Airaudo que jamás la remontó, arrancó poco claro en su rol, dubitativo por momentos errático en otros, transmitiendo poco y mas allá de que siempre la peleó eso no le alcanzó para quedarse con el marco albiceleste, Sara parece más activo bajo los tres palos, es frontal en cada intervención, parece que se está queriendo meter en la historia en cada atajada, tiene cosas que lo alejan de la imagen de pibe inexperto pero que lo ponen en la cornisa que lo acerca al error.

A los dos le dijeron en el arranque que serían protagonistas por la disputa del portal cremoso, y vaya a saber por que fue Airaudo el elegido, ¿lo apuraron?, quizás, ¿pero si atajó bárbaro en las inferiores de AFA, es lo que dicen, lo cierto es que para este puesto parece no alcanzar ese antecedente, el pibe gozó de un paquete de partidos en los que no desentonó del todo, pero sus fácilmente visibles dudas no pasaron desapercibidas y se quedó sin el arco y sin la torta, Sara tiene su chance, ¿que marcará su reloj?, ¿que es la hora exacta? ¿o le faltarán aquellos famosos segundos que terminan separando a un arquero formado de un novato como marca la realidad?. El pibe Sara aparece como de “cuchillo entre los dientes” parece que no entregará el arco por que si. Solo sospechas, nos mas que eso.

A veces me pregunto si las figuras del casi imbatible Ezequiel Medrán y el siempre preciso de Barovero no le dejaron una pesada herencia a los que vendrán, siempre pienso que muchos estarán creyendo que formar un arquero es soplar y hacer botella, créanme que está comprobado que no es así , por lo menos necesitas un formador si es que raramente no lo tenés.

En realidad los únicos porteros que las pasan bien en este país son los de los encargados de los edificios que cada día ganan mas no reciben goles y pueden barrer en su área sin que nadie les cobre nada.

Ah, lo último, el que le puso como nombre arquero no fue todo lo descriptivo necesario como para pintar de cuerpo entero al inmolado que se ubica debajo de tres palos, tampoco guardameta, cancerbero, guardián o golero, estos términos siguen sin conseguir graficar lo que significa pararse allí trasformado en blanco móvil, el término no aparece como fácil de ser encontrado pero se que el nombre ideal es el de “el mártir del fútbol”

0 comentarios: