23 may. 2011

Rafaela regresó a primera división.

No necesitas llamarte Chacarita o Ferro, necesitas ser honesto y ordenado, eso es palabra cumplida dentro de un ambiente donde lo que se firma se desecha por esas cláusulas de escape que hoy chorrean de los contratos.
Atlético consiguió su segundo ascenso a la máxima categoría del fútbol argentino por ganarle a los tucumanos de Atlético en la tarde del sábado, un equipo compacto, sólido línea por línea, contundente en casa y fuera de ella, un digno ganador del ticket válido por una plaza en primera división de AFA, ¿defectos?, los hay, claro que los hay, pero para encontrarlos tanto dentro como fuera de la cancha hay que tomar por el camino del análisis fino, hay que buscar entre los elementos que conforman el breve listado de las cuestiones que aparecen en el “debe”, hay que hurgar en el largo listado de suma de hechos y realidades que se pueden palpar y componen el “haber”, son solo parte del reflejo de una conducción perfectible aunque efectiva y ahora también victoriosa,porque esta victoria saca a Castro y Eguiazu de la lista de espera de dirigentes que pretenden regar su exigida tarea con hechos que se archiven entre los recuerdos más felices de los hinchas de la crema ,esta es una conducción que se moviliza desde el horizonte que plantean sus propios objetivos, los que aparecen sostenidos sobre firmes cimientos desde hace mucho tiempo, años, trabajo de inferiores con productos genuinos primero, respeto por los tiempos de trabajo de los entrenadores luego y finalmente respeto por los compromisos establecidos contractualmente aunque no se pueda creer que esto ocurra en la Argentina , es decir, Atlético consiguió un premio 360 minutos antes del cierre de la competencia por el trabajo serio y responsable que sustenta institucionalmente más allá de los nombres propios y que lo coloca entre los escasos integrantes del segmento conformado por clubes ordenados en la Argentina.

No necesitas llamarte Chacarita o Ferro, Platense o Chicago, necesitas ser honesto y ordenado, respetuoso de lo prometido y acordado aunque lo prometido y acordado no siempre sea generoso, y aunque eso se discuta no dejará de ser palabra cumplida dentro de un ambiente donde lo que se dice se borra con el codo y lo que se firma se desecha por esas cláusulas de escape que hoy chorrean de los contratos. Necesitas no desviar la mirada del objetivo aún ganando un partido por tres a cero y perdiendo el siguiente por la misma y escandalosa diferencia quedándote vació de todo después de un año de trabajo, necesitas no desviar la mirada del rumbo aún perdiendo una final y quedándote con un soldado mal herido por entregar más de lo necesario en un partido de fútbol, apenas en un partido de fútbol. En definitiva necesitas convicción, toda esa convicción que en los integrantes de esta dirigencia, cuerpo técnico y jugadores sobra, sobra en gran cantidad.

Muchos hinchas de distintos clubes estarán en desacuerdo con el título de este artículo, porque son hinchas de sus clubes, porque descreen en aquello de “nos representan” porque son así, porque somos así, porque la ciudad es así, estamos siempre dispuestos a hacer un mundo de las derrotas ajenas y minimizar las propias, porque siempre esperamos por la derrota de “ellos” magnificada eclipse las nuestras, pero es hora de acompañar una empresa que irá contra los molinos de viento que motoriza Grondona, promedios de descenso, desventajas de todo tipo, ser del interior del interior, en definitiva, habrá que subir al ring de la lucha por intereses en el que casi siempre el que te golpea tiene una herradura dentro de su guante, y en esa lucha cuanto más voluntades, mejor.

Si fue bueno lo de Trullet, o si lo de Carignano es insuperable, o si lo de Castro es tanto como parece son cuestiones que analizaremos luego, hoy solo se trata de otorgarle el merecido crédito a un equipo y proceso que aún viniendo desde el interior demuestra que se puede llegar, si, se puede, si solo si se toma por el camino más largo, el de la transparencia, el de la honestidad, el del respeto, el de la disciplina, y por sobre todo el del esfuerzo diario conociéndose esforzado en pos del logro. Rafaela jugará en primera desde junio próximo y es noticia, el país habla de esa enorme diferencia que tomó respecto de sus escoltas, el país habla de los “crema” -como dicen los porteños- y la legitimidad de su logro, el que transforma a esta institución en un modelo a seguir, un modelo de exportación con el sello de calidad de producción que en letras de molde dice "MADE IN RAFAELA".

1 comentarios:

Basta Fuerte dijo...

Felicidades a la crema por el ascenso, por lejos el mejor equipo de la temporada.