9 may. 2011

Es el mismo Silvio de siempre.


"Es el mismo pibe que conocí hace muchos años y con el que evitamos muchas siestas jugando a la pelota en la esquina de casa, ¿la diferencia?, ya llegó al fútbol grande y llegó para quedarse".
En la espera del partido jugado en Villa Rosas por liga rafaelina tuve la chance de dialogar con Silvio Trucco, el árbitro rafaelino que solo horas antes había dirigido Newells y Godoy Cruz en lo que significó su debut en el arbitraje de primera división del fútbol argentino. Silvio me demostró que es el mismo de siempre, el que conocí hace veinte años, cuando éramos pibes (el más pibe que yo) y jugábamos a la pelota en la esquina de mi casa, tan respetuoso como siempre, medido, autocrítico, pensante, su proceder no habla del de cualquier joven de 33 años, su proceder habla de un pibe de muy buena cuna al que las luces de Buenos Aires no lograrán marearlo.

Llegó a la cancha de Peñarol media hora antes y se apoyó en el tejido, cerca del corner como lo haría cualquiera de nosotros para ver el partido donde jugaría su hermano Angelo, parecía lo que no es, uno más, jeans y campera, manos en los bolsillos y decenas de miradas apuntando al juez que el viernes en la noche le mostró la amarilla cara a cara al “flaco” Schiavi con la misma firmeza con la que se la mostraba al “2” de María Juana o el de Clucellas. En un rato lo convoqué para la charla a través de la radio, “me fue bien, salió todo bien, solo se me critica una jugada en el inicio del partido donde dicen que debí cobrar penal, la televisión no me ayudó, pero esto es así, ponen una lupa sobre la jugada que yo no tengo, pero me debo acostumbrar, la televisión que me ayudó la semana anterior en esta me perjudicó” decía el hijo de Luis al que vi convencido a través de la tele el viernes en Rosario, porque el paso fue el mismo de siempre, tuvo ese tranco característico que le permite estar “allí”, el pitazo firme, sí, porque el pitazo es clave, el jugador tiene que sentir que el juez está seguro y Silvió lo mostró sin problemas.

¿Diferencias entre la BN y Primera?, “hay que estar atento, por que técnicamente el jugador de primera es muy superior, cuando parte el pase hay que picar porque hay un 60 0 70% de posibilidades de que el pase llegue a destino y no me tiene que sorprender, la primera es otra categoría y se evidencia desde lo técnico claramente” decía Trucco, ¿y los nervios y la ansiedad? , “no me afectó –dijo- porque tuve la suerte de que me toque un asistente de experiencia internacional y me guiaba por el intercomunicador, esa es otra diferencia, el intercomunicador, te permite estar mas concentrado en el juego.”

La charla se cerró con la mutua alegría, la de verlo llegar y la suya de verme ligado al futbol desde mi condición de periodista, no faltó el recuerdo de alguna tarde de picado jugado con “dientes apretados” y un abrazo que trascendió las figuras de entrevistador – entrevistado, y ahí se fue, a ver a su hermano que desde el banco “saltó” a la cancha y se mandó un partido bárbaro, se fue diciendo “no me fue tan difícil llegar, lo difícil será mantenerse y espero que me vuelvan a designar”, así será, seguramente así será porque llegó para quedarse.

0 comentarios: