11 ago. 2010

"Is very difficult for me"


"no quiero ni imaginar la charla a puertas cerradas y a Don Julio preguntándole en ese tono de voz y modales tan paternales “¿Qué dijiste nene vos?, nada Don Julio, ya fue, todo joya, is very difficult for me …”

En la etapa "post mundial" se conoció aquella charla en el vestuario argentino inmediatamente después de la eliminación ante Alemania, en referencia a aquella charla entre Tévez y Grondona me refiería en esta columna escrita en AGO-2010.

La Argentina, ahora de Batista, le ganó a Irlanda, ANÉCDOTA PURA, cambió de esquema táctico y Messi jugó todo lo más adelante que Diego jamás interpretó, ANÉCDOTA PURA, el conventillo sigue alborotado y “Diego DT” ya forma parte del pasado, todo, absolutamente todo… ANÉCDOTA PURA, ahora, lo que no es anécdota pura es que apareció Carlitos Tevez, el querido y venerado "jugador del pueblo", tan despatarrado y desordenado en los últimos tiempos y jugando un fútbol tan poco claro (en la selección) como ese inglés que intenta hablar para los micrófonos, ese personaje querible hizo una aparición impensada horas antes del lanzamiento de la “Era del Checho”, como lo oye, Carlitos, el mismo que nació en el barrio Ejercito de Los Andes (Fuerte Apache) y el mismo que ni en sueños se imaginaba sentado al living de Susana Gimenez ostentando sus riquezas materiales (lícitamente ganadas) cual magnate petrolero y llevando el rating televisivo de su mano a números que la diva ya casi no recordaba, ese mismo Tévez se animó y “se le paró de manos” al mismísimo Don Julio, “El Señor Grondona no tiene palabra” dijo Tévez.. ¿y que iba a decir?.

Que iba a decir este pibe al que el entrenador lo puso aún perjudicando severamente un esquema futbolístico, que iba a decir Carlitos si ese técnico lo "bancó" aún siendo tan solo un jugador “tribunero”, un “Mono Gatica” del fútbol sumando casi nada aunque pareciera “un montón”, que iba a decir ese pibe beneficiado por la decisión de Maradona de retenerlo en cancha ante los alemanes contra todo análisis serio que se hiciera de la situación, ninguna otra cosa, respetar a Diego y bancarlo, como Heinze, que lamenta la pérdida de un socio de grandes negocios y la caída de un entrenador (en ese orden), Tévez no podía decir otra cosa porque siente que le debe muchos minutos en un mundial a Diego más que a sus propios atributos futbolísticos, porque le debe no haberlo sacado aún cuando realizaba un aporte igual a CERO, Tévez le debe mucho aún sabiendo que no dió más por la falta de pericia del "entrenador" para darle un lugar donde actuar de manera mas productiva dentro de la cancha y de la copa del mundo.

Tévez también fue “tribunero” fuera de la cancha, por eso lo encaró al pope de la A.F.A. a través de las cámaras, solo a través de las cámaras, no quiero ni imaginar la charla a puertas cerradas y al "Ogro Ferretero" preguntándole en ese tono de voz y modales tan paternales “¿Qué dijiste nene vos?, nada Don Julio, ya fue, todo joya, is very difficult for me …”, Don Julio si quiere se lo digo yo, TODO PASA, es ANÉCDOTA PURA.


0 comentarios: