16 ago. 2011

Alfaro lo hizo otra vez.

Lechuga lo hizo otra vez, el día previo lo vi en el hotel donde concentraba su equipo, tranquilo, uno lo encontraba allí despues de mucho tiempo como si fuese el mismo de siempre pero sin serlo, es ese exitoso entrenador rafaelino que volvía a su casa sospechando de este desenlace con humillación para Atlético, recuerdo que me dijo como respuesta a si estaba contento de participar de la fiesta de Atlético en el regreso a primera ahora en casa -la que es la suya también- "me hubiese gustado venir en otro momento, no en el primer partido", quizás su visión de entrenador encumbrado le había permitido ver en la victoria de Atlético sobre Banfield algunas cuestiones que se escondían detrás de la victoria y que nosotros no alcanzamos a percibir, no lo se, quizás, pero algo le hacía pensar que ganaba como ganó.
Alfaro volvió a dar muestras de notable estratega, como si se tratase de algo que merece ser reverdecido, su equipo fue una maquina perfecta siguiendo un lineamiento claro, Arsenal fue ese equipo que aparece como automatizado, al verlo parece que nada fallará y que su rival chocará una y otra vez contra una pared, es en definitiva lo que le ocurrió a un Atlético chato, deslucido, chiquito y desorientado, la visita le hizo tres goles y por momentos pudieron ser más.

Atlético tiene un plantel muy corto, es nuevo en la categoría y “estrategias en el fútbol” es una materia pendiente, ayer fue una muestra de ello, ayer el jugador de la crema no podía por si solo, no alcanzaba con la impronta ni con algún destello puntual, necesitaba desde lo colectivo mostrar cosas que este plantel no tiene, un plan que le permita romper la muralla de Arsenal por otras vías ya que las tradicionales debían ser abortadas.

Alfaro le tapó a Gaitán para impedirle que abastezca al Zbrun delantero, y le puso al pibe Mosca a la espalda de Castro para empujarlo al abismo a Zbrun, y desde allí rompió el cero, por centro de Adrián Gonzalez y cabezazo pleno y excelente de Obolo, vinieron los errores de Carniello, tan enormes e infantiles como llamativos por venir de Oscar, el denominado mejor defensor de la “BN” (¿mejor defensor de la “BN”?) y detrás los gritos de un impecable Leguizamón. Alfaro contó en Marcone con un jugador a seguir, porque su tarea de sincronización en los relevos rayó lo perfecto, porque su labor liberó al marciano Ortiz y Arse creció. Trullet tiene poco para poner en la mesa de los análisis, muchas dudas, errores, desaciertos, improvisaciones (como el esquema de un solo atacante) y hasta interrogantes de cara al futuro que se cuentan por decenas, su equipo fue una enorme decepción, un grupo sin espíritu de tal, defensores que no se hablan en momentos clave, jugadores perdidos y sin una guía que seguir ni ese plan de contingencia que lo devuelva a la discusión, Trullet ya sabe que Juarez, Gandín , Gonzalez y hasta el propio Juan Fernández son ausencia insalvables.

Arsenal lo ganó con claridad, por aprovechar errores increíbles y regalos difícil de despreciar, le ganó por trabajo y estrategia clara, sostenida y trabajada, le ganó por una amplia diferencia que consiguió lícitamente, Arsenal le ganó a Rafaela muy bien y las dudas se instalan en Alberdi por largo rato, ¿se debió pensar en otro delantero de nivel?, ¿debió contratarse a un defensor de la categoría?, ¿debió pensar en un volante central de renombre?, las respuestas las traerá la competencia y por el bien de Atlético se espera que sea con piedad.
Ganó Arsenal con claridad, es un título, pero hay otro título más y es el que habla de la victoria de Alfaro sobre Trullet, otra paliza más en la tarde del nuevo monumental.

Síntesis

Atlético 1 – Arsenal 3
Estadio: Monumental.
Arbitro: Carlos Maglio. Asistentes: Ricardo Casas, Mariano Altavista. 4º arbitro: Leandro Núñez.

ATLETICO: 1- Guillermo Sara; 21- Fabricio Fontanini, 2- Oscar Carniello (cap), 30- Alexis Niz (45m 20- Hugo Iriarte) y 6- Martín Zbrun; 26- Sebastián Carrera (53m 29- Jherson Córdoba), 7- Walter Serrano, 16- Matías Fissore y 10- Nicolás Castro; 17- Walter Gaitán (45m 25- Nicolás Capellino) y 9- Matías Zbrun. Suplentes: 31- Jorge Carranza, 5- Germán Cáceres, 18- Luis Lagrutta y 14- Jonathan López. DT: Carlos Trullet.

ARSENAL: 17- Cristian Campestrini (cap); 21- Adrián González, 2- Lisandro López, 3- Guillermo Burdisso y 15- Damián Pérez; 32- Claudio Mosca (80m 8- Juan Manuel Cobo), 30- Iván Marcone, 5- Jorge Ortiz y 19- Nicolás Aguirre (68m 6- Cristian Trombetta); 10- Luciano Leguizamón (62m 11- Emilio Zelaya) y 9- Mauro Obolo. Suplentes: 1- Catriel Orcellet, 16- Cristian Cepeda, 29- Gustavo Blanco Leschuk y 22- Sergio Sena. DT: Gustavo Alfaro.

Goles en el primer tiempo: a los 12m Mauro Obolo (A) y a los 18m y 32m Luciano Leguizamón (A).
Gol en el segundo tiempo: a los 30m Nicolás Castro –de penal- (AR).
Incidencia: a los 32m del segundo tiempo fue expulsado Jherson Córdoba (AR).
Amonestados: Luciano Leguizamón, Adrián González, Nicolás Aguirre, Damián Pérez, Cristian Campestrini (A).

1 comentarios:

Pachi dijo...

Gabi: devuelvo la visita pero me parece muy pronto para sacar conclusiones y hacer planteos profundos.
Todos, periodistas e hinchas, deben ser concientes que Atlético es un equipo nuevo en la divisional y como tal, les serán muy difíciles TODOS los partidos.
Ayer se encontró con un rival muy aceitado como bien marcás y no era momento para improvisar. Se notó en la cancha y en el resultado.

Pero de las derrotas se aprende y ese partido fue una lección que hay que capitalizar, pero no encender luces de alarma porque esto es laaargo.

Un abrazo.