3 nov. 2012

Atlético jugó mal y perdió 1-3 ante Belgrano.



Jugó mal, por sobre todo eso, y esto de arrancar este artículo de esta manera simplemente viene a cuenta de no darle más mérito de lo que Belgrano en realidad merece, porque si bien hizo lo suyo por quedarse con todo en Rafaela después de siete años esos méritos son los suficientes, y no mucho más, hay una marcada carga de responsabilidad de Atlético en la derrota sufrida ante el equipo cordobés.



¿Por que juega Vella?, es una pregunta que me daba vueltas desde el inicio mismo de la tarde de un viernes que se cerraría mal para Atlético. Vella por la derecha, Carniello, Fontanini y Bovaglio, si, Bovaglio de "3", ¿por que improvisar?, ¿era necesario?. Eluchans podría haber jugado por Izquierda en la defensa, Fontanini a la derecha con Carniello y Bovaglio como centrales, y Grazzini de movida en la mitad, y de esta manera evitar la improvisación que empuje al error, porque a Zapata jamás lo pararon por la izquierda, y en la derecha Vella de deficiente tarea tuvo problemas como siempre.

Abal expulsó al picante Pereyra por exceso en un reclamo, y Atlético como ante Lanús no pudo plasmar en el trámite esa superioridad numérica, por el contrario, el rival creció y se puso en ventaja por un remate no del todo claro que contó con la floja intervención de Sara como aliado para transformarse en el primer grito de la tarde por Aquino (foto principal) . Fontanini vio la roja porque Abal decidió compensar e inventó una expulsión de manera increíble. El segundo gol "Pirata" fue una joyita de Velazques colocando el remate desde afuera del área por encima del arquero y ya en el segundo tiempo otra vez Velasquez empujo a la red un pase de Tete Gonzalez, si, de Tete Gonzalez entrando al área por sorpresa junto a Farré, si, los mediocampistas centrales sorprendieron a un Atletico sin respuestas. Descontó Bovaglio para un Atlético que mejoró pero se encontraba inmerso en una desvantaja muy marcada.
En ese contexto Belgrano fue más, superó a un Atletico que recién jugó en la segunda parte del partido con el ingreso de Grazzini, pero estaba abajo en el marcador y era tarde, tarde para todo. La mala noche le costó caro a la crema, porque perdió a Fontanini por expulsión, y ese es un tema complejo de resolver.

El valor que gana la victoria en San Juan enfría la situación, imagino una caldera en Alberdi si aquello no se conseguía, la racha es adversa y ahora hasta se pierde en casa, quizás sea hora de no improvisar y solo apostar a que cada uno atienda su juego, el juego que cada uno esté preparado para atender.

No alcanzó ni con la verguenza de Juárez.

Juarez mostró la dignidad y la verguenza deportiva que el jugador no siempre saca a relucir, en una tarde de flojas tareas individuales fue el mejor de todos, es que queda más de guapo pegar una patada que invite al hincha a aplaudir, sin embargo, el jugador al que le quisieron poner fecha de vencimiento a su carrera mostró su entereza, siendo por mucho el mejor jugador de Altético, por intenciones y corazón, por esfuerzo y dignidad para intentar casi ante molinos de viento cuando Belgrano se cerraba y proponía una barrera imposible de sortear para llegar a Olave. Estaría cerca de dejar el fútbol si fuese por el presidente del club, pero no, todavía tiene mucho para dar dentro de un terreno de juego.

Se agrandó Chacarita.
La cita es para el bueno de Zielinski, alguien que siempre me inspiró mucho respeto, por trabajo y hombría de bien, pero, la gente cambia, aquel entrenador bien hablado y respetuoso del trabajo de todos que supimos ver en el Ben Hur que DESCENDIO de la BN parece haber quedado en el recuerdo, en el pasado, el nuevo Ruso ningunea a los periodistas, no saluda, contesta a través de monosílavos y hasta da la espalda a las cámaras, ¿que le pasa?, ¿se agrandó?, no lo creo, imagino que entiende que esto es una rueda que gira sin detenerse y que en algún momento puede tener que llamar a las radios para mangar notas porque está en banda, que no sea su caso Don Zielinski, de corazón.

Mano a Mano con Olave y "sus pies sobre la tierra".

Luego del encuentro charlamos con Juan Carlos Olave (foto) que nos decía respecto de la importante victoria, "Muy importante, una cancha y rival dificil, hicimos un gran partido, hicimos una diferencia y luego lo aguantamos". En relación a la expulsión de Pereyra agregó "Nos expulsaron al picante pero luego el partido se emparejó, el segundo tiempo hicimo el gol y nos descontaron rápidamente, creció Rafaela pero nosotros nos defendimos muy bien". Por último le acerqué el comentario de lo que mostraba la gente de Belgrano al dejar el estadio cantando por un campeonato y Olave decía, "a la gente le decimos que estamos a 25 puntos de nuestro objetivo, es verdad que es importante que hoy le hayamos ganado a un rival difícil pero falta bastante y puede pasar cualquier cosa".

0 comentarios: