28 nov. 2012

Ganó Atlético y dejo de ser Sacachispas ...

Carniello celebra el según gol junto a Bovaglio, Eluchans y Rodriguez Rojas.
Me tomé un par de días de distancia para leer lo que los colegas e hinchas (que en muchos casos son las dos cosas a la vez) y público en general publicaban y opinaban acerca de la victoria de Atlético 2 a 0 ante Colón de Santa Fe, HISTORICA, porque en Rafaela murió una racha interminable de malos momentos vividos por los cremosos a mano de sabaleros. Más allá de un penal no sancionado por Beligoy en favor de los de Alberdi la racha murió, para siempre, por los goles de un mejorado Fede González y un infaltable Carniello, porque Oscar siempre está, en las buenas y en las malas siempre está.

Todo cierto, tan cierto como que a Colón no le cobraron tres penales, como que a Bruno Uribarri le vieron el número siempre sin poder contenerlo, que Ferro no para a nadie, que a Depetris le pesó la responsabilidad, nada de eso fue dicho, solo el primer párrafo de este artículo fue resaltado todo el tiempo en todos los medios y en todas las esquinas.

La victoria no se discute, era para cualquiera de los dos y por esas cuestiones de oportunismo y precisión fue de la crema, el mérito está. Colón no fue menos que Atlético jamás en el partido, el resultado quedó inflado por esos dos goles que quizás debió ser uno y listo, pero es fútbol y unos dirán que Colón casi lo empata (los periodistas de Santa Fe) y otros (nosotros) que Atlético casi golea al rojinegro.

Yo escuché gente decir en la semana previa que si Botaniz dirigía a Atlético la crema perdía un partido, lo tiraba por la borda, porque el tipo "no trabaja", pero luego de la derrota es poco menos que Guardiola y sus jugadores envían al banco a Iniesta, Xavi y tantos otros. ¿Que es esto?, ¿qué hacemos?, ¿esto es periodismo o simpatizantes disfrazados de periodistas jugando al periodismo?. Vivimos en una ciudad que periodistas simpatizantes califican a un jugador por el resultado que le regalan el fin de semana, por eso una victoria equivale a un "8", y una derrota a un "4", un horror, ¡que mal estamos!.

Atlético echó a Forestello porque el presidente que alguna vez renunció para armar el quilombo más grande de la historia del club no lo quería, el tipo no sabe si la pelota salta porque lleva un conejo metido dentro o vaya a saber por qué, pero lo echó, y va a traer a Burruchaga. En medio Botaniz y una arenga al plantel que tiene como vedette una frase que dice "vamos muchachos, ustedes perdieron la cédula, pero no la identidad", y dice haber ganado un partido por ello, una auténtica falta de respeto a un fútbol de enormes profesionales trabajando. ¿Qué diría Falcioni si escucha esa frase?. Pero esto es así luego perderá uno y pasará a ser un vago que jamás tira un conito al piso. Méritos tiene Botaniz en la victoria, seguro que sí, pero no es para magnificarla, su equipo fue más de lo mismo, con una pizca de actitud, la mínima que tiene que tener un grupo que gana $40.000 de promedio y donde los números de seis cifras no faltan. Lo único que lo diferenció del proceso anterior es que el Sr. Presidente bajo al vestuario para dar su bendición cuando solo antes criticaba el proceso desde la platea.

Que mal estamos, Atlético no es Sacachispas, es un equipo de primera aunque lejos de ser River o Boca y el Barza queda un rato más lejos todavía, muy lejos. Pero nos empeñamos en llevarlo de banquina en banquina, de la "C" a una copa, y así estamos, mal, y al borde del ridículo siempre.

Gabriel Santillán

0 comentarios: