4 abr. 2009

“Gracias, el balcón es de ustedes”


“gracias, el balcón es de ustedes” como respuesta a la invitación a sentirse un poco campeón asomado al balcón de Eva y Perón

Raúl Ricardo Alfonsín, nació en Chascomús el 12 de marzo de 1927, hijo de Ana María Foulkes y Serafín Raúl, se graduó como abogado en la Universidad de Buenos Aires y desde su juventud militó en la UCR atraído por la prédica de don Ricardo Balbín por sobre otros, en el 51 fue vocal en el comité de su ciudad y los comicios municipales de 1954 lo convirtieron en Concejal, en el alzamiento militar de 1955 fue a prisión, más adelante obtiene la presidencia del Comité de Chascomús y dos años más tarde fue convencional provincial de la UCR. En el 1958 fue diputado provincial y en el 63 llegó al congreso de la Nación siendo además vicepresidente del Bloque .

El 30 de octubre de 1983 ganó las elecciones nacionales el 51,74% de los votos, contra el 40,15% que obtuvo el peronismo. Asumió como presidente al 10 de diciembre de 1983, dispuso el procesamiento de los integrantes de las tres juntas militares que se sucedieron en el poder a partir del 24 de marzo de 1976. Y en el 85´, quiso derrocar a Bilardo… y no lo logró…


Ataba nudos en alguna sábana Bilardo al enterarse que la definición de las eliminatorias debían realizarse frente a Perú, se cuenta que “el narigón” asoció rápidamente ese encuentro con uno similar que se había dado en la espera del mundial 66 en la bombonera en el que la Argentina no clasificó, pero también sabía que las coincidencias tienen un límite, ese 30 de junio del 85, el pitaso inicial fue el plato de entrada para la plancha-patada de Julián Camino a Franco Navarro, mas cerca de una maniobra de guerra que algo originado en un campo de juego, ganaba Perú, por que no alcanzaba con el gol de Pedro Pablo Pasculli, por que al equipo no le sobraba nada y por que llegaron Velásquez y Barbadillo antes del descanso del entretiempo, se dice además que en el vestuario ese entrenador que se viste de “sabelotodo” lloró ante sus jugadores por que veía como irreversible el resultado por mas exiguo que era y Pasarella, el gran capitan de todos los tiempos tomándolo de las solapas al Dr. le dijo…“... no te preocupés que a la Argentina al mundial la voy a llevar yo ...”

Y entre ese tiro libre y su inflado pecho receptor para cruzar el remate mas el aporte de Gareca …Daniel Alberto la llevó no más, el camino era complicado aunque había tiempo para trabajar, se había entrado por la ventana, pero entrado al fin, cierto sector de la prensa como gran parte del radicalismo que gobernaba se encontraban poco conformes con el andar futbolístico de la selección, si hasta resuenan las declaraciones de Alfonsín diciendo “no me gusta nada la forma de jugar de los muchachos”,seguramente estaba persuadido de ello, y una de las tantas tardes de trabajo en Ezeiza uno de los ayudantes se le acercó al entrenador y le comentó que uno de los mozos del bar del lugar quería hablar con el. El mozo se desahogó y contó todo, que durante una charla que mantenían Osvaldo Otero, Rodolfo O´Reilly, Storani, Coti Nosiglia, Leopoldo Moreau, escuchó que tramaban un plan para destituirlo. Bilardo se lo trasmitió a Grondona que para variar no estaba en el país y desde el consejo de don Julio lo publicó a través de los medios, encontró apoyo y sostuvo el cargo.

Ya en México y sin Passarella por su rara y discutida enfermedad, Argentina – Italia – Bulgaria y Corea daban el marco al grupo A, victorias sobre los Bulgaros y Coreanos, empate con goles de Diego y Altobeli frente a los Italianos, dimos cuenta de los hermanos Uruguayos de la mano de Pasculli y al encuentro de Inglaterra que venía de bajar a Paraguay con un Lineker intratable, La mano y la zurda de Dios fueron mas en un partido al el que algunos intentaron mezclar con la herida de Malvinas aunque no pudieron, Bélgica fue nada para Maradona y diez mas y llegó la Alemania de Karl-Heinz Rummenigge, Rudi Voller, Lothar Matthaeus y tantos mas, esa Alemania venía de la parte inferior del cuadro, la que habían habitado Brasil, Polonia y Francia por ejemplo. Ganó la selección, se cerró con aquel grito interminable de Burruchaga “viejo y peludo no mas”, y a tomar el vuelo que lo deposite en plaza de mayo, no se podía llegar, la gente salió a las calles por que faltaban motivos por que ganas de festejar en el país sobraban, y la copa mas alla de algún tironeo se cuenta, se le fue ofrecida a Don Raúl Ricardo Alfonsín, que dijo “gracias, el balcón es de ustedes” como respuesta a la invitación a sentirse un poco campeón asomado al balcón de Eva y Perón.

Alfonsín ejerció la Primera Magistratura hasta julio de 1989. Impulsó el plebiscito que logró la paz con Chile, se creó la Comisión Nacional de Desaparición de Personas (CONADEP) que concluyó con el "Nunca Más" y el juicio y condena de las Juntas Militares responsables del gobierno de facto. Ideó y Activó el PLAN NACIONAL DE ALFABETIZACIÓN que fue premio UNESCO.

No aparece como prudente repasar este camino en tiempos en los que se intentó por todos los rumbos endiosar a este respetable y honesto personaje en épocas de abundancia de personajes y escasez de respetables y honestos , y si bien la idea tampoco fue empalidecer lo realizado por Don Raúl Ricardo, a veces es bueno que se lo repase todo, como en esta, la historia en la que un hombre que aunque emparentado con la democracia no pudo apartarse de la pasión de hombre de fútbol y político necesitado de una copa que desvíe la atención de su pueblo de las cuestiones de estado y en busca de garantías optó por derrocar al gobierno futbolístico de turno y le fue mal, para suerte de todos los Argentinos.

Una historia, solo eso, aquello de que “Con la democracia se come, se educa y se cura” era tan incierto como que la democracia no siempre incluye cuestiones futboleras, es solo una historia y hasta casi una anécdota, poco menos que una cuestión tribal si se quiere, alejada, totalmente alejada de una hecho de lesa humanidad.



0 comentarios: