15 abr. 2009

Jugadores de "Reality y Cabaret"


Gallego pide “profesionalismo”, ¡caramba!, ¿ese no es un requisito básico que no merece ser pedido a alguien que desarrolla una tarea a cambio de una remuneración?
Una buena pregunta para hacerse en tiempos de “valores devaluados” es… ¿quienes mandan en el fútbol argentino?,¿ quienes tienen la sartén por el mango a la hora de definir cuestiones importantes? , las posibles respuestas en este imaginario “multiple-choice” serían ; 1) Los dirigentes, 2) Los entrenadores y 3) Los futbolistas, créame que me siento plenamente seguro que si respondemos desde nuestro sentir que refleja lo que vemos, oímos y lo que nos cuentan a cerca de las grandes movidas en los equipos top del fútbol argentino esa respuesta sería … TRES!

Los dirigentes están “patas para arriba” en esta pirámide definitivamente invertida, tan invertida como el respeto y el compromiso de los que están mirando la situación hoy desde arriba y a salvo, los jugadores, aprovechándose, beneficiándose de la presión que bien saben ejercer con categoría sobre la dirigencia y quienes quedaron en estos tiempos como lo fácilmente desechable en medio de la cuestión, los entrenadores.

La Volpe y su imposibilidad de “domar” Boca primero y Velez después, siendo víctima de un complot pocas veces visto en uno y otro lado, Basile viendo como se caía como una castillo de naipes (nunca un mejor elemento que los naipes para asociar a la figura de este buen tipo) su presente en la selección y su carrera por no poder hacerse cargo de un grupo de pibes que teniendo en cuenta sus pergaminos bien podríamos llamar una “guardería”, y no se, me viene a la mente Alfaro en Central, Astrada en estudiantes, Burruchaga, Ruso (al que la gente llama "delincuente")y ahora otra vez Merlo al que ya lo vienen “derrocando” desde hace un tiempo, y para que citar el ascenso donde el transito de entrenadores se parece la General Paz un viernes a las siete de la tarde, una locura, un despropósito, el fútbol es manejado por los jugadores y sus caprichos de vedettes de cabaret´s norteños, ellos se imponen desde su divismo ilimitado y su falta de compromiso, desentendimiento, seriedad y profesionalismo para con la causa .

Gallego pide “profesionalismo”, ¡caramba!, ¿ese no es un requisito básico que no merece ser pedido a alguien que desarrolla una tarea a cambio de una remuneración?, sin embargo lo deben pedir, por que el jugador está en otra, firmar un contrato en el fútbol es un hecho que determina una seguridad laboral en una sociedad donde eso prácticamente no existe, no tiene cabida, trabajes donde trabajes “hoy estás y mañana no se”, sin embargo el jugador de fútbol tiene resuelto el problema que destruye las familias y la vida de la mayoría de los argentinos, el monetario, ellos ya no lo sufrirán, y como se trata de un problema resuelto entienden innecesario devolver con una prestación seria y acorde a lo pagado , al jugador le da lo mismo ganar y perder, por eso está cada vez mas marcada la diferencia entre los que ya están “hechos” y los que no ganaron nada, ¿o no le parece demasiada casualidad que los equipos con menos futbolistas de dilatada trayectoria y billetera son los que marcan la pauta hoy?, un indicativo podría ser “sondear” el estacionamiento de coches en los entrenamientos de los equipos, y según los modelos y marcas sabremos las pretensiones que tendrá ese equipo en la competencia.

El futbolista sabe que tiene la llave, que es el que tiene la chance de poner el “freno de mano” aún cuando el equipo muestre una notable idea desde las estrategias que emplea, el puede enarbolar el mas imponente de los gritos o lograr que el publico pida la dimisión del DT de turno, por eso amigos, lejos de justificar la violencia entiendo perfectamente la reacción del hincha de San Lorenzo, se cansó, se hartó de hacer horas de cola bajo el sol para pagar una entrada, y mas horas para ingresar, se cansó de los ataques y destratos de la policía, de los perros cerca de sus hijos al entrar, ese hincha está cansado de pagar entradas cada vez mas altas, se pudrió de soportar como estos tipos que se movilizan en coches importados y que cobran en una moneda de color distinto a la que gana él por infinitamente mayor cantidad de esfuerzo y entrega en su tarea diaria, no da más, se cansó de que se le burlen en la cara, el hincha dijo basta a "los Fabbiani" que no son otra cosa que un gran producto de la noche metidos en una campo de fútbol, se hartó de todo, el hincha de San Lorenzo como tantos otros del fútbol argentino, y quizás en ese limite alcanzado por los mas perjudicados aparezca alguna fuerza que intente poner la pirámide sobre su base, ya no habrá demasiado margen para aquellos que no juegan y opinan antes de ponerse en las condiciones que debe estar un deportista de elite y no mostrar la imagen de “ex futbolista” que emana de la figura del famoso “Equi Gonzalez” (el promotor de la salida Merlo de Central), o de un tal “Papu Gómez” que le faltó el respeto a su jefe (su entrenador) en medio de un partido (este Gomez nadie sabe que ganó, pero debe ser mucho por que se moviliza como si acumulara los éxitos de Ruggeri, Chilavert y Palermo juntos),.

Estos personajes mandan, no parecen ser futbolistas, parecen ser productos de algún “reality” de turno en un formato aplicable al fútbol, parecen llegados de un reality que incluye aspectos vinculados al cabaret, conventillo y la tilinguería, todo menos futbol-juego, por que claro está, no merecen ser llamados “parte de esto”, parte de este deporte único que es el fútbol.



2 comentarios:

PACHI dijo...

Coincido en tus dichos, aunque yo agregaría un ítem a los que mandan:
"los resultados"...porque si un equipo tiene una buena campaña, no surge ninguna diferencia, ni problema.
Los fantasmas aparecen cuando los resultados nom se dan porque, como dijo el Indio Solari (el cantante):
"Cuando el carro anda, los melones se acomodan".

Gabriel F. Santillán dijo...

PAchi querido, es cierto, tenés razón, los resultados tapan todo, eso se da en Boca por ejemplo, si los resultados de la copa no acompañaran a este equipo el "cabaret" del que hablaba "gambetita" sería un circo de pueblo, jajajaaj

Una abrazo Pachi