6 sep. 2009

Demasiado equipo.


cuando se cruza con las grandes potencias flaquea, por que Domínguez – Otamendi son menos que Kaká y Luis Fabiano por ejemplo

El fútbol no parece ser una cuestión muy compleja a veces, aunque la sensación que queda en otras oportunidades es que no es asi, ¿Por qué?, porque muchos de nosotros caemos en que esto del fútbol es una cuestión casi científica, que encierra el trabajo de psicólogos y maestros devenidos en gurú futboleros junto a complejas tareas de preparación física y raros métodos de motivación, sin embargo esto no es mas que once contra once, algo no tan difícil de dilucidar , algo que tan solo se resuelve dentro de un terreno de juego, “en el verde césped como lo decía “el feo”.

Me senté a ver ese espectáculo difícil de presentar de Argentina enfrentando a Brasil, algo no del todo habitual en mi ya que me cuesta ver 90´de fútbol de corrido, parecía todo muy distinto, un escenario poco habitual para una selección que siempre fue porteña, vi una serie de futbolistas que con la celeste y blanca no hacen otra cosa que demostrar que el fútbol cambió, que el futbolista de nuestro país no es mas que un jugador interesante para el consumo interno y solo eso, que cuando cruza el charco no es mas que un jugador que despierta expectativas en la misma proporción que incertidumbres, que cuando se cruza con las grandes potencias flaquea, por que Domínguez – Otamendi son menos que Kaká y Luis Fabiano, por que Mascherano no es mas que Gilberto Silva aunque quizás menos tampoco, por que Verón es un enorme futbolista de cabotaje y por que Messi no puede generar esos raros firuletes que realiza en España y que cada vez nos genera mas duda de su veracidad, por que aquí… simplemente nada.

Argentina perdió las marcas como las puede perder la defensa de Cambaceres, se desconcentró como puede hacerlo la tercera de Morón y no encontró el camino como puede ocurrirle al Deportivo Merlo, es decir, le pasan cosas que le pasa a todo equipo de futbol que de ninguna manera solucionará cambiando de escenario o generando cualquier tipo de movidas que no estén relacionadas a las soluciones que repercutan en el juego, Diego debe seguir trabajando, con jugadores que pueden seguir dando pelea en el orden sudamericano sin Brasil, pero con una claridad de pensamientos que debe aparecer urgentemente, debe encontrarles las variantes necesarias para llegar por afuera, para cerrar las jugadas, para que el equipo juegue colectivamente y no esperando que Messi genere jugadas de Maradona por que solo es Messi, el fútbol es simple, once contra once, donde el que mas trabaja y lo traslada al juego gana, en una cancha o en la otra, con bidones o sin bidones, solo jugando en busca de esa esperada (y complicada) clasificación al mundial.


0 comentarios: