12 jun. 2011

En Villa Rosas el "León" fue Peñarol.


En barrio Villa Rosas Peñarol y 9 de Julio animaron un partido que se ubica mas allá de lo interesante, un primer tiempo algo chato desde lo futbolístico donde el “9” hizo una diferencia, en la segunda mitad llegó lo mejor, una espectacular remontada del dueño de casa que se quedó con tres unidades que le permiten rencontrarse con la punta de la tabla.
Los pibes del “9” sufrieron el famoso miedo escénico durante los primeros veinte minutos, allí Peñarol se encontró con la posesión de la pelota en un alto porcentaje de ese segmento del juego aunque sin clarificar sus ideas en los últimos metros, Diego Valiente siempre bien tomado por Lagrutta no podía generar situaciones para meter en partido a Romay o Sadura, el segundo se las arregló desde su entrega para pesar en ataque aunque sin demasiadas chances de concretar, de esa forma el 9 se fue soltando, se acercó al arco de Cáceres y a través de un error de Cacho Vera que dejo corta una pelota jugada hacia atrás “asistió” al flaco Corso que definió rasante sobre el arco que da a la parroquia de Villa Rosas poniendo el 1 – 0. Para cerrar una primera etapa para el olvido Iván Gomez vio la tarjeta roja y Peña quedó con diez futbolistas.
En el intervalo Alessio revirtió la historia, supo cómo hablarle a sus dirigidos para poder sacarle el espíritu de guerrero que ya le conocemos a este equipo, Peña fue otro, decisión, entrega y sacrificio fueron las banderas que posibilitaron al local instalarse en campo visitante y comenzar a generar desde el muy buen trabajo del nuevo medio campo de la “V” azulada, con Pucheta y Hernán Del Barco como doble cinco y Valiente por Izquierda, con Sadura intratable y Romay mas participativo. Tanto fue Peñarol que exigió a que Muñoz realice una falta dentro del área sobre Romay, Simoncini acertó pitando penal y Dieguito Valiente puso las cosas 1 -1.
El 9 mejoró por Acastello y Herrera, con el aporte de Dominguez, pero no alcanzó, Sadura fue por una pelota jugada como una puñalada al área del “león” y definío sobre la salida de Aguilar picándola y marcando la diferencia para los locales, no sucedió mucho más, hubo tiempo para que los entrenadores sigan poblando la mitad de la cancha con futbolistas que llegaban desde los bancos, para que Volken errase un remate que debió ser gol a metros del arco y para que Cacho Vera y Muñoz vean la roja antes del final.
Sadura fue el mejor de la tarde, Pucheta se lleva el premio al sacrificio por haber jugado en no menos de tres posiciones por la sucesión de incidencias y Del Barco con su presencia no puede quedar fuera de la lista de mejores aportes de la tarde. El “9” tiene todo para estar mejor en el torneo pero deberá seguir trabajando para encontrar un equipo al que aún le falta madurez para manejar un partido que se le presentó favorable y luego debió observar como se le escapaba entre los dedos. Con Del Barco coincidimos en el cierre que si Peñarol es el del segundo tiempo será protagonista, aunque deberá trabajar para no cometer los errores de la primera mitad, por que esos errores lo alejarán de todo anhelo.



0 comentarios: