22 jun. 2011

Presente complicado, futuro incierto.


La cosa pinta mal, negro el panorama, casi tanto como aquella indumentaria que hoy reemplazan por los verdes o azules, los árbitros en la liga rafaelina atraviesan uno de sus peores momentos, sin duda, parece no haber una idea clara, el presente carece de futuro lo que lo hace desalentador y preocupante, los árbitros rafaelinos se muestran muy mejorados desde lo físico, es cierto, tan lejos del estado promedio de alguna anterior camada de jueces como del reglamento hoy en día.
Los veo cada fin de semana, no los veo a todos, pero con tanta falla recurrente me animo a emitir una opinión, los veo erráticos, poco convencidos, los veo dirigir con un reglamento que parecieran desconocer, y eso en varias ocasiones desemboca en un arbitraje con complicaciones innecesarias, por ejemplo, el domingo en cancha del “9” el juez Franco mostró casi veinte tarjetas, si , leyó bien, veinte, ¿eso habla de un buen trabajo?, la respuesta emerge como un estruendo, ¡NO!. Pero los errores se multiplican, en las decisiones como en la designaciones, es cierto que los jueces escasean en estos tiempos, por una simple razón, ganan el mismo dinero o más por dirigir un torneo comercial, entonces deberán ser más atinados a la hora de destinar tal o cual juez a tal o cual partido, se debe tomar con más seriedad, hace unos pocos días en Ataliva se suspendió un partido entre el local y Ramona por que el juez López –visiblemente fuera de estado- se lesionó y su reemplazo reglamentario –el asistente uno- no tenía el rodaje necesario, entonces los entrenadores no quisieron exponer sus presentes futbolísticos y el partido se suspendió, y López no dirigirá por 45 días de suspensión.

El nivel es chato, Hernández, Ruiz, Colman, José Rodriguez y no muchos más conforman la escueta lista de árbitros que aprueban, porque por cierto a los jóvenes que vienen hay que seguir esperándolos

Otra historia son las agresiones, las cuales están de moda, las cuales condeno, enérgicamente, por que no me entra en la cabeza como un idiota con ropa de futbolista en nombre de las "famosas 140 pulsaciones y con una pesada carga de resentimiento social puede intentar golpear a un juez de fútbol, nada justifica esas reacciones, nada, y en esto como nadie deben trabajar los entrenadores en semblantear a sus futbolistas, en educarlos de ser necesarios, todo el tiempo, estoy convencidos en que esas reacciones se pueden prevenir, ya no pueden ocurrir.
Y en esto de prevenir me incluyo, todos debemos aportar a la causa, desde cada rincón, desde cada función, con sanciones inapelables para los violentos, con más trabajo por parte de los árbitros en su condición técnica, con más responsabilidad por parte de quienes comunicamos, en fin, entre todos, para que no ganen los violentos, para que nadie agreda a nadie, para que la competencia crezca y para que ya no sea noticia Silvio Trucco como una excepción a la regla que habla en estos tiempos de los árbitros locales como un sector que flaquea desde la escasa cantidad, calidad, preparación y compromiso.

5 comentarios:

Anónimo dijo...

Oscar Romera dice;Gabi: no creo que sea para tanto, hablar de futuro incierto me parece exagerado. Lo mismo que hablar de "uno de sus peores momentos", cuando si hubo muchos peores epocas atrás. La designación de árbitros de nuestra Liga a la Final del Argen ...tino "B" habla bien de ellos, transparencia, seriedad a la hora de trabajar y honestidad. El domingo Franco posiblemente tuvo errores, pero al verlo por tv las tres expulsiones estuvieron bien, las amarillas no se porq no las pasaron, pero en la cancha varias me parecieron acertadas. Seguramente tienen cosas para corregir, eso no lo dudo, pero hablar de futuro incierto me parece exagerado. Un abrazo.

Gabriel Santillán dijo...

Gracias Oscarcito, me encanta cuando se opina desde el conocimineto y con argumentos, en verdad me preocupan las carencias con las que cuentan hoy día los jueces, pero por sobre todo la calidad y la cantidad, al no buen momento de los árbitros rafaelinos se les suma la llegada de algunos desde otras localidades que en algunos casos no se presentan NADA BIEN, quizás no ando con buena suerte para verlos, por que me tocó ver el papelón en Ramona de López donde en reserva a Gaitán le fue muy mal, me tocó ver a Simoncini en Peñarol donde no tuvo una buena tarde debiendo expulsar a Vera por codazo sobre Acastello, por eso veo que el futuro de mínima no es claro. Saludo la decisión de la salida de arbitros a los argentinos y respecto de la transparencia... ¿DEBIERA SER ALGO NORMAL VERDAD?. No dejes de ver en la nota donde también hablo de una conducta que no colabora por parte de los futbolistas.

Anónimo dijo...

Una vergüenza los arbitrajes de hoy en dia, no hay transparencia, el juez se cree superior al jugador y esta todo el tiempo tomandole el pelo. Desconocen el reglamento en muchos casos, el estado físico es deplorable. Tienen una incidencia notable en el desarrollo y en el resultado del partido, MERCENARIOS !

Anónimo dijo...

Hola Gabriel...soy Cristian López y te escribo porque me molesta que hables de un papelón cuando el partido duró un minuto, si hubiese sabido que me lesionaba seguramente no entraba a la cancha, reconozco el error que cometimos en suspender el encuentro pero lo hice de buena leche no por no saber el reglamento porque lo más fácil hubiese sido quedarme piola en el vestuario y que se arreglen los pibes pero no quise eso y tampoco les servía a ellos; también decís -visiblemente fuera de estado- si estoy arbitrando en primera división es porque cumplo con los requisitos que me exige la liga rafaelina, talvéz te guias por mi contextura física pero deberías opinar por lo que ves como desempeño en el campo de juego lo que ese dia en Ataliva no pudo ser,, te dejo un saludo cordial y ojalá nos podamos cruzar pronto en una cancha de liga rafaelina.

Gabriel Santillán dijo...

Hola estimado Cristian, es un gran gusto que se pueda comunicar conmigo de esta forma, como verá el espíritu de este medio no es el de opinar sobre un tema “x” y esconderse tras una página web, por el contrario, esta es de muy fácil acceso y permite una fluidez y dinámica que hace que el lector sepa de la seriedad de quien suscribe artículo por artículo.

Ante todo espero no tome ni una sola línea como una cuestión solo direccionada a usted, por el contrario, si usted sigue atentamente el texto observará que despego al arbitraje de Rafaela de ciertas cuestiones a través de las responsabilidades que debemos asumir con total seriedad quienes en mayor o menor medida protagonizamos el fútbol de entre casa, futbolistas, jueces, comunicadores, RESPONSABLES DE LAS DESIGNACIONES, etc, etc.

Por otra parte no puedo negar que no encontré otra forma de presentar un hecho difícil de hacerlo, como el que me tocó vivir aquella tarde en Ataliva, usted ahora ratifica el dato que yo tenía, que sabía del error y decidió asumirlo, y eso que lo coloca como un notable y valiente compañero lo expone como juez de futbol, ahora le pregunto, ¿Qué diferencia existe entre desconocer el reglamento, y conocerlo y no aplicarlo?, ¿no son faltas graves ambas acciones?. En relación a los requisitos que un juez debe reunir para ingresar a una cancha, ¿no se encuentra el deber de aplicar el reglamento?.

Por último, cuando usted habla de su condición física y de mi opinión sobre ella entiende que ello está relacionado a una cuestión estética que difícilmente no pueda afectar su performance, entiendo no incurrir en un error o falta a la verdad o de respeto si digo que su aspecto no es el de un atleta de alta competencia como debiera ocurrir con un profesional que ingresa a un terreno de juego para transformarse en el individuo sobre quien recaerá la responsabilidad de llevar adelante un espectáculo deportivo.

No obstante ello y espero le haya quedado claro mi espíritu crítico y buen intencionado –de buena leche como dice usted- y por si hiciere falta quiero decirle que si usted entiende le he faltado el respeto –algo que entiendo no ocurre- antes del cierre de este comentario le ofrezco mis disculpas con todo el respeto que usted merece. Yo también espero el momento de poder cruzarlo como usted espera.

(este espacio se encuentra disponible para toda publicación que usted desee hacer)

Gabriel Santillán –Blog-