10 mar. 2009

Fuentes lo ganó desde "el rincón"


Fuentes debía tirarle la toalla el primer tiempo a su equipo, pero revisó su idea futbolistica y le asestó el golpe preciso que puso a Quilmes de rodilla y a la crema escapándole a una de los mas enredadas noches que le tocó afrontar

Como en el boxeo, el boxeador intenta conectar el mejor golpe, y para pensar tiene alguien en su rincón que fuera del fragor de la lucha es quien analiza y arma la estrategia apropiada, y de ser necesario la corrige para ir en busca del nocáut.

Fuentes debía tirarle la toalla el primer tiempo a su equipo, pero revisó su idea futbolistica y le asestó el golpe preciso que puso a Quilmes de rodilla y a la crema escapándole a una de los mas enredadas noches que le tocó afrontar

Hay mucho por revisar. La derrota es un maquillaje que quizás pueda disimular los errores de un equipo que en el inicio fue difícil de presentar, ya que a sus carencias futbolisticas y a un esquema que fracasó en su debut le sumó una notable cuota de falta de carácter para jugar el encuentro, el entrenador habló después del partido y reconoció haberse equivocado de esquema, o al menos de sus pretensiones de herir al rival con el “doble enganche”, dibujo que encontró su final en el entretiempo.

En la pulseada táctica Pascuti sorprendió inteligentemente, pero en el segundo Marcelo Fuentes hizo mejor las cosas, revirtió el desacierto de proponer el esquema que propuso inicialmente y el DT quilmeño quedó muy mal parado ante la acumulación de resultados negativos.

El cuarto de hora inicial realmente pobre porque la Crema careció de profundidad por la poca participación de Iván Juárez y Jorge Ribolzi en la generación de juego; en tanto que el Cervecero intentó atacar por los costados, especialmente con Nilo Carretero, pero sin demasiada precisión y recién cuando apareció Juan Olivares tuvo algo de fútbol y también de claridad.

Con el avance del reloj, el QAC se fue acercando con peligro al arco defendido por Darío Capogrosso y a los 27 minutos se abrió el marcador en la noche rafaelina. Centro de Sebastián Luna, la bajó de cabeza Juan Manuel Herbella y ante la sorpresa de toda la defensa local apareció Carretero, quien definió de manera poco ortodoxa sobre Capogrosso.

A esta altura del encuentro, la diferencia estaba totalmente justificada ya que el dueño de casa no lograba exigir a Pontiroli, ni siquiera llegaba de manera convincente al área rival debido a la correcta marcación que mostró el equipo del Beto Pascutti de la mitad hacia atrás.

Los minutos finales del primer tiempo pasaron sin pena ni gloria. Rafaela siguió confundido, sin ideas y lejos del arco de Pontiroli. Mientras que Quilmes trató de mantener el 1-0 sin retroceder en el campo de juego, algo que le permitió compartir la posesión del balón y dar pelea en todos los sectores de la cancha dentro de un partido totalmente mediocre.

En el inicio del complemento, el técnico Fuentes buscó darle otra fisonomía a la Crema con los ingresos de Aldo Visconti y Esteban Gil. Y el DT no se equivocó porque con dos cabezazos pasó a ganar por 2-1.

Cuando el Cervecero se estaba acomodando, a los 48 minutos, un llamativo descuido defensivo en un tiro de esquina le sirvió al local para llegar al empate porque Oscar Carnielo, sin marca en la puerta del área y de cabeza, dejó sin chances a Pontiroli.

En la siguiente jugada, a los 53 minutos, se escapó Gil por la derecha, mandó un centro y Visconti con un frentazo perfecto, ante la mirada de Ramiro Fassi y Cía., pro-vocó otro grito de gol rafaelino.

Pero el QAC reaccionó y tuvo dos opciones muy claras para equilibrar la balanza. Primero el arquero Capogrosso le sacó un derechazo a Gustavo Reggi de espectacular manera y después Olivares remató por arriba del travesaño.

Entonces Pascutti apostó por Diego García, queriendo llegar con la pelota al piso y también para darle ese cambio de ritmo que hacía falta en el ataque.

Pero, a los 72 minutos, una mala salida de Fassi terminó en el tercer gol de Rafaela. El Colorado quiso salir jugando, le robaron el balón y la contra fue muy efectiva ya que Visconti metió una asistencia perfecta para López y el delantero local definió cruzado ante el achique de Pontiroli.

Los cambios tácticos producidos en la Crema complicaron demasiado a Quilmes, siendo que perdió en el mediocampo, ni hablar por los costados y encima los marcadores centrales siempre se vieron desbordados, nada que ver con la actuación de la etapa inicial.

Lo ganó la crema y todo fue alegria aunque perdió a Carniello para el partido con Ferro por acumulación de amarillas y Ivan Juarez que abandonó el terreno con una distensión en el ligamento colateral interno de rodilla derecha (primer diagnóstico).



0 comentarios: