24 mar. 2009

Horror, vejación y desgobierno.


"aparecerán los desaparecidos donde quiera que estén y defendiendo una vez mas su pensamiento los incomodarán"

Durante el período 1976-1983 se desata la mas atroz de las persecuciones a los hombres y mujeres de sueños justos en nuestro país, nace la aberración, A muchos se les atiesa la piel al volver al punto de partida, al repasar esta fecha, el 23 de marzo del 76 (madrugada), Isabelita es derrocada por una junta de comandantes de las tres Fuerzas Armadas, que alguna vez estuvieron unidas y Armadas, Videla , Eduardo Emilio Massera y Orlando Ramón Agosti , tierra, agua y aire, imposibles de detener, y pusieron primera con el “proceso de reorganización nacional”.

A usted que se acuerda le produce escalofríos verdad, a los que no lo tienen presente les contamos, adiós a las libertades públicas, se extermina el congreso, se disuelve, así llamaban la medida, se desarticula la Suprema Corte y se terminan los partidos políticos, ah, esto se suma al deceso de la Constitución Nacional, se intervienen los medios de comunicación y se reglamenta la pena de muerte. Ellos lo llamaron reorganización, es que en su diccionario de sinónimos reorganización es semejante a vejación, me pregunto si hay un acto mayor de violación a los ideales de un pueblo, ¿verdad que no? .

La noche del 24 fue un rosario de comunicados, todavía resuena el Nº 1 decía… "Se comunica a la población que, a partir de la fecha, el país se encuentra bajo el control operacional de la Junta de Comandantes Generales de las Fuerzas Armadas. Se recomienda a todos los habitantes” me sigue, tiene claro lo que le cuento”, “Se recomienda a todos los habitantes el estricto acatamiento a las disposiciones y directivas que emanen de autoridad militar, de seguridad o policial, así como extremar el cuidado en evitar acciones y actitudes individuales o de grupo que puedan exigir la intervención drástica del personal en operaciones". Escrito por Videla, estoy seguro, hasta me lo puedo imaginar con su imperturbable peinado a la gomina y su inerte vigote, el camuflaje ideal de un verdadero monstruo, parece que lo veo, llevando al papel sin que su mano tiemble el anuncio del inicio de la más espeluznante de sus obras.

A las 10.30 de la mañana asumió Jorge Rafael Videla, juró por Dios y la Patria se dirigió a la sociedad argentina aquel 24 de marzo afirmando: "…A partir de este momento, la responsabilidad asumida impone el ejercicio severo de la autoridad para erradicar definitivamente los vicios que afectan al país (…)".
Después, a la una y media de la tarde jugó la Argentina del “Flaco Menoti” El partido fue un triunfo de dos a uno del seleccionado frente a Polonia, también por cadena nacional, al mismo ritmo del fútbol avanzaban las fuerzas policiales y militares en los operativos de "lucha antisubversiva", se lo paso en limpio, lucha antisubersiva equivalía desparecer, torturar y matar, ya tenían en la mira a miles de personas que pensaran o enseñaran a pensar, obreros, sindicalistas, políticos, periodistas, profesores, estudiantes, psicólogos, sociólogos, filósofos, idealistas, intelectuales, artistas y todo aquel posible sospechoso, familiar, amigo, conocido o vecino de sospechoso, o cualquier otro ciudadano que se les cruzara en su camino y consideraran propicio incluir en la lista negra.

Los medios siempre lejos de la objetividad, recorriendo los diarios de aquellos años, un día antes Clarín titulaba en su tapa: "Inminencia de cambios en el país", es que el golpe era esperado por muchos sectores de poder, de aquí y de afuera, la alta jerarquía de la Iglesia Católica y el gobierno de los Estados Unidos.
Escuchen lo que decía después del golpe el diario La Prensa en un artículo titulado: "Orden, seguridad, confianza" ,y comenzaba diciendo: "En dos horas, sin el asomo de una sola falla, al cabo de una operación impecable, precisa, sin estridencias vanas y sin disparar un solo tiro, las Fuerzas Armadas de la Constitución pusieron término al desempeño ilegítimo del gobierno instaurado el 25 de mayo de 1973. Lo hicieron para salvar tremendo vacío de poder'…" , y cambiaron vació de poder por abuso de poder. ¿Que es mas aberrante?.

Las desapariciones son las secuelas, el efecto de ese mal, de la mas cruel de las enfermedades sufridas por nuestra sociedad, esas heridas que no cierran, es que esa desdicha llegó al hueso, caló hondo y se llevó hasta el aire para respirar, se robaron todo, nos han robado hasta la primavera dice teresa, cuanta razón, se ocultan en una injusta justicia que los justifica y libera, que los juzga como un delincuente más, y no lo son, solo son enfermos ladrones de vidas, la de aquel que soñaba un país mejor, digno y con mas igualdades , la de su compañera que proyectaba un futuro mejor y la de sus hijos nacidos o por venir por el solo hecho de pensar distinto, si , por el solo hecho de pensar distinto.

Habrá que armarse de algo mas de paciencia, como si este pueblo no la hubiera tenido, habrá que esperar el turno de la otra justicia, la que no sabe de jueces sin vendas en los ojos, la que no juzga por la vestimenta o condición social, la que solo juzga, y en ese momento seguro tampoco descansarán, aparecerán los desaparecidos donde quiera que estén y defendiendo una vez mas su pensamiento los incomodarán, y desde aquí redoblaremos el fallo que ya entregamos los que tenemos memoria, los que los señalaremos con el dedo mientras vivan y los llamaremos por su nombre ¡asesinos!, desde aquí ya los condenamos diciendo que “donde vayan los iremos a buscar” .



0 comentarios: