2 mar. 2009

Una de James Bond.


Se sigue castigando al hincha del fútbol, generan un control en los entradas a los estadios cuando los barras entran por otros sectores, nos pretenden hacer pasar por ilusos.

Parece lejano, lo es, aquel 27 de diciembre 2007 cuando la A.F.A. presentaba junto a la regional Buenos Aires de la Universidad Tecnológica Nacional un plan para combatir el ingreso de violentos a los estadios de nuestro país, a grandes rasgos la idea aparecía como una creación para el uso exclusivo de James Bond, lo cierto es que presentaba no menos complejidades que los sofisticados sistemas de defensa que habitualmente muestra el ya famosisimo 007, pero un buen día aquello de contenido altamente cinematográfico se transformó en real y ese sistema altamente costoso, ya que hablamos de 115 mil pesos por puerta de ingreso, tiene fecha de inicio.

Las entradas personalizadas por huellas dactilares llegaron, son tickets virtuales que habilitan el ingreso a los estadios sólo cuando uno apoya su pulgar en el molinete y este “tira” que uno compró efectivamente la entrada y no tiene antecedentes de violencia en el fútbol.

El hecho de montar esta escena implica crear un padrón de hinchas registrados con su foto, su huella dactilar y sus datos personales, desde ya los invito a imaginar el negocio paralelo para aquellos que regenteen esa información lista para ser enviada a todos lo bancos, o empresas que realizan la comercialización de cualquier tipo de artículos, en definitiva todo el que quiera ir a la cancha deberá estar allí caso contrario, no entra. Quien se empadrone tendrá una tarjeta con un microchip y como si fuera la que se utiliza en Buenos Aires para los subtes, podrá recargarla con la compra del partido que quiera dando siempre su DNI como clave. Si uno tiene derecho de admisión, salta y no le venden. Y si da un DNI falso, cuando intente ingresar no podrá porque los nuevos molinetes, que serán cerrados tipo cabinas de teléfono, tienen lector de huella y sólo permiten el paso cuando ésta concuerda con la identidad del dueño de la tarjeta virtual.

Suena compleja la parte logística de todo esto, pero Jorge Fraga, el hombre de la UTN que hizo el proyecto, piensa todo lo contrario. "El único trámite extra es empadronarse en el club. Racing lo acaba de usar para sus elecciones y fue un éxito. Y esto termina además con la reventa y con el poder de los barras", piensa en positivo Fraga, el “padre” de la criatura.

Lanús lo prueba en su estadio solo con los socios, en un ingreso creado especialmente para este fin y si funciona, en el segundo semestre se empadronará a todos los hinchas para que esté a pleno en el 2010. Y si todo sale bien, se extendería a la B Nacional en la temporada 2010/11 con la vuelta del visitante como aliciente.

El costo de implementación no es bajo, en AFA aseguran que se autofinanciará con sponsors y publicidad y con la reducción de otros costos del rubro Seguridad, de todas formas está claro que se sigue intentando llegar a ciertos puntos de alta complejidad para evitar el ingreso de los violentos, habrá que esperar no solo que funcione el sistema sino que además se clausuren las puertas “de atrás” por donde casi siempre pasan los mas peligrosos, pregunto ¿ desde cuando los barras pagan entrada?, ¡Por favor!, que no nos tomen de ilusos. Es una nueva avanzada de la A.F.A. en la lucha contra la violencia en una batalla que pierde por paliza, ¿o no se acuerdan que esta misma gente es la que propuso instalar sistemas de cámaras de video para la seguridad?, esperemos que el final de esta historia no sea similar a las anteriores, es decir, los clubes mas endeudados mas que nunca, con algunos “vivos” haciendo negocios con alguna “prestadora” de servicios y con los violentos en las tribunas, siempre en las tribunas.



0 comentarios: